Angelina Jolie asegura estar centrada en "curar" a su familia después de "años muy duros"

Angelina Jolie
La actriz Angelina Jolie con cuatro de sus seis hijos.
GTRES

La crianza de seis hijos ha supuesto para Angelina Jolie, en los últimos tiempos, toda una odisea. Sobre todo porque a raíz de su divorcio con Brad Pitt su familia se convirtió en el centro de todas las miradas de la prensa, con la opinión pública poniendo el foco en la separación más que en el bienestar de Maddox, Pax, Zahara, John y los mellizos Knox y Vivienne.

A pesar de que se reconciliasen por el bien de estos gracias a la terapia familiar, en una reciente entrevista para la edición británica de la revista Vogue la intérprete de 45 años ha hablado sobre el precio que ha tenido que pagar tras haber reflexionado mucho durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus sobre el futuro de los suyos y que se vayan haciendo mayores.

Sin nombrar al ganador del Oscar por Érase una vez en... Hollywood, la actriz y directora ha asegurado que escogieron su nueva casa (una antigua propiedad que perteneció al director Cecil B. DeMille) para estar "cerca del padre, a solamente cinco minutos" y que, aunque Pitt pasa bastante tiempo junto a los niños, esta época ha podido pensar con claridad en esas cosas que "marcan una vida".

"Entramos en la pandemia después de salir del hospital con Zahara, y estábamos tan felices de que ella estuviera bien que comenzamos el encierro en un estado mental diferente", comienza asegurando la protagonista de cintas como El intercambio o Maléfica.

"Pero también han ocurrido otros puntos de inflexión en sus vidas: Pax ha empezado su último año [en el instituto], pero no puede disfrutar de todo lo que es ser un adulto; Zahara ha conseguido su carné de conducir, pero las clases ha tenido que hacerlas con las mascarillas. No han salido como imaginaban estos momentos. Eso sí, los cumpleaños siguen, y creo que para muchas personas, esto nos ha hecho sentir muy humanos, todos juntos. De alguna forma es algo hermoso", opina.

Espeta un "no lo sé" cuando se le pregunta sobre si está "en una etapa feliz" consigo misma: "Los últimos años han sido bastante duros. Me he estado concentrando en curar a nuestra familia. Está recuperándose poco a poco, como el hielo derritiéndose y la sangre regresando a mi cuerpo".

"Pero no la he alcanzado [la felicidad] todavía. Espero hacerlo. Ese es el plan", continúa. "Me gusta hacerme mayor. Me siento mucho más cómoda a los cuarenta que cuando era más joven. Tal vez porque porque mi madre no vivió mucho, así que envejecer se siente como una victoria en lugar de una tristeza en mi caso", explica.

Por eso, añade, está deseando llegar a los cincuenta, edad en la que cree que "dará lo mejor de sí" (aunque sus hijos ya empiecen a hacer bromas). "Hubo un día en que yo era una estrella de acción y ahora mis hijos me dicen que me baje del columpio porque me puedo lastimar", bromea, "e incluso, a su corta edad, saben que lo que de verdad importa es sentirse seguros, amados y con estabilidad. No ver heridos a sus seres queridos. Conocer la verdad, conocerse sus propias mentes y no vivir una mentira".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento