El Banco de Alimentos de Asturias se quedan sin provisiones por la crisis

  • Las estanterías y la cámara frigorífica se han quedado vacías.
  • Desde esta ONG prevén que la demanda aumente al menos un 17,4% este año.
  • En 2009 repartirán al menos 1.500 toneladas de comida a centros sociales.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN
El Banco de Alimentos de Asturias está sin provisiones.
El Banco de Alimentos de Asturias está sin provisiones.
R. A.

Las financieras no son las únicas entidades bancarias afectadas por la actual crisis económica. La Fundación Banco de Alimentos de Asturias también está con el agua al cuello y da la voz de alarma: ya no tiene provisiones de reserva y cada vez son más las personas y familias que dependen de la caridad para comer a diario.

Las estantería del Banco están vacías y en la cámara frigorífica, donde antes «había de todo», apenas quedan unos yogures. La demanda de alimentos como leche, galletas y arroz se ha disparado. La previsión para este año es que repartirán alrededor de 1.500 toneladas de comida, un 17,4% más que hace tan sólo un año. Pese a que numerosas entidades hacen donaciones regularmente, «otras han dejado de hacerlo debido a la crisis», reconoce Santiago de la Hoz, patrono de la fundación.

La coyuntura económica ha cambiado el perfil del usuario de centros asistenciales. Junto a los sin techo, cada vez es más frecuente ver a familias de clase media que se han quedado sin ingresos o que no tienen otro remedio que recurrir a la caridad porque se han quedado sin liquidez tras pagar la hipoteca. En la Cocina Económica de Oviedo, por ejemplo, en apenas un año el número de menús diarios ha pasado de 90 a 200.

Actualmente, el Banco de Alimentos de Asturias reparte comida a 181 instituciones de todo el Principado. Cocinas económicas, residencias de ancianos, hogares infantiles... En total unas 17.900 personas dependen de esta comida en la región, y la previsión es que cada vez sean más.

En lo que va de año, otras 15 organizaciones nuevas han solicitado alimentos a esta fundación. «Se trata en muchos casos de asociaciones de inmigrantes. Antes simplemente daban asesoramiento legal. Ahora también dan de comer», señala María Velasco, voluntaria del Banco de Alimentos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN

Mostrar comentarios

Códigos Descuento