Vox afea a su exsocio en el gobierno de El Ejido que haya "anulado" su gestión y "alineado con el progresismo"

El portavoz municipal de Vox en El Ejido (Almería), Juan José Bonilla, ha acusado este viernes al alcalde y ex socio en el gobierno, Francisco Góngora (PP), de querer "anular" la gestión de su grupo e "impedir" que sus "políticas se trasladen a la vida diaria" o que las acciones de gobierno lleven "la marca de Vox".
Comparecencia de los concejales de Vox en El Ejido
Comparecencia de los concejales de Vox en El Ejido
VOX

Al tiempo que le ha afeado que se "haya alineado con la política progesista" o que se hayan celebrado los "actos del Día de la Mujer" o colocado en la fachada de la Casa Consistorial la "bandera LGTBi" por el Día del Orgullo.

"La primera polémica fue por la salida del sistema Viogen, un sistema voluntario, en el que el Ayuntamiento no tiene obligación de estar y un chiringuito más del sistema establecido. Lo único que hicimos fue comunicar a la Subdelegación que nos salíamos porque, por competencia, esa labor correspondía a Policía Nacional y Guardia Civil", ha dicho.

En rueda de prensa, Bonilla ha rechazado que, como ha asegurado Góngora, la ruptura del pacto se haya producido por "órdenes de arriba" y ha considerado "evidentes" las diferencias surgidas con el PP, si bien ha trasladado que Vox "no va a bloquear en ningún momento la gobernabilidad" pero que tampoco reconsiderará la ruptura "mientras que Francisco Góngora sea el alcalde". "No cometeremos el mismo error", ha apuntillado.

En una comparecencia junto a los otros seis concejales de la formación en el Ayuntamiento de El Ejido, ha tachado de "totalmente falsas" las declaraciones de Góngora "desvelando una conversación privada" y ha reiterado que la decisión comunicada hace 48 horas "de romper sale de los concejales electos, de su hartazgo" aunque cuenta con el aval de la dirección general "a la que se le planteó la conveniencia de la ruptura".

"No era una opción levantar la mano en los plenos, quedarnos callados y seguir con la política continuista porque nos hemos cansado", ha trasladado Bonilla, quien ha indicado que, si bien ha sido "una suma de varias cosas", el principal "problema es que nuestro socio de gobierno no ha consentido que se haga público nuestro trabajo y que cuando hemos querido poner nuestra marca, ha reculado".

Bonilla ha indicado que, en el anterior presupuesto que salió por unanimidad, "solo se nos dejó levantar la mano y se nos anuló por completo" y ha criticado que en la negociación de las cuentas municipales para 2021 "no se haya conseguido consensuar ninguna de nuestras propuestas" que pasan por destimar los entre cinco y siete millones de euros de remanente "a seguridad privada para los agricultores, la instalación de cámaras de seguridad a la entrada y salida del municipio o ayudas al comercio por la covid-19".

A la "gota que ha colmado el vaso", en alusión a la reciente designación de dos cargos de confianza desde el "enchufismo que no vamos a consentir", ha añadido el enjuiciamiento señalado en abril del alcalde por presuntos delitos contra la Hacienda Pública y falsedad. "Es evidente que cuando firmamos el pacto ya sabíamos que estaba imputado, peor no queremos formar parte de la foto en vista pública como acusado", ha remarcado.

El portavoz de Vox ha hablado, asimismo, de "falta de consideracion" al trabajo de los ediles de Vox "que lo han hecho de la mejor manera posible aunque se les ha querido silenciar" y ha apuntado que la ruptura ha sido una "decisión dura, en la que nos vamos renunciado a sueldos, pero que responde a nuestra verdadera vocación de servicio público porque no queremos seguir formando parte de esto".

"Lo único que hemos hecho ha sido defender los derechos de los ejidenses desde nuestro ideario. Si no se ha conseguido en el gobierno, se hará desde la oposición", ha señalado para concluir abriendo la puerta a "una salida negociada" de los concejales de Vox.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento