Supermercado
Un cliente compra en un supermercado. (ARCHIVO) ARCHIVO

El Gobierno insular ha acordado con la Asociación de Supermercados de Canarias (Asuican) repartir los alimentos sobrantes de los establecimientos entre las personas que más lo necesiten, el mismo día o el día después de que sean retirados de los expositores.

Según el principio de acuerdo que han alcanzado Gobierno y empresas, se distribuirán entre las familias en situación de emergencia los alimentos que estén a punto de caducar y que los supermercados no vayan a comercializar.

Los productos habrán superado su fecha de consumo preferente, pero no estarán caducados, según el portavoz del Gobierno canario, Martín Marrero, citado por la prensa local.

Los criterios que determinarán el reparto serán establecidos por la Consejería de Bienestar Social. Desde el gabinete esperan que los hipermercados se adhieran a esta iniciativa, que pretende llegar a todas las islas.