El sindicato USO en Haulotte ha acusado a la dirección de esta multinacional francesa de utilizar "métodos mafiosos" en la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado para la planta de Reocín, convirtiendo dicha negociación en una "absoluta burla" a la legislación laboral española.

La empresa ha enfrentado a unos trabajadores con otros


Además, el secretario comarcal de USO, Justino Sánchez Gil, aseguró hoy, en rueda de prensa, que
esta situación es "conocida" tanto por la Dirección General de Trabajo como por la Consejería de Empleo y Bienestar Social del Gobierno regional, que no han "adoptado medidas".

Acompañado de tres miembros del Comité de empresa, Sánchez Gil manifestó que la dirección de Haulotte ha "transgredido el deber de juego limpio necesario" en la negociación del ERE. Concretamente, explicó que "de forma sistemática" la empresa ha "impedido" la participación de las organizaciones sindicales en la negociación con "una clara intención de sacar provecho de la inexperiencia de un Comité de empresa recién elegido".

Delegados sindicales sin formación jurídica


En este sentido, explicó que la dirección de la multinacional "ha provocado" que las reuniones de los trabajadores se realicen dentro de la planta, en presencia de los cuadros directivos de Haulotte y "prohibiendo" la entrada a las instalaciones a los asesores de los sindicatos.

"En estas asambleas, preparadas de antemano, ha enfrentado a sus cuadros de dirección, probablemente muy cualificados, con los delegados sindicales que carecen de formación jurídica, lo que le ha permitido manipular el ánimo de los trabajadores", sentenció USO, para quien la empresa "ha enfrentado a unos trabajadores con otros", a los que les afecta el ERE con los de oficina que no se ven afectados.


CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTANDER