Los Mossos d'Esquadra han denunciado a un conductor que circulaba por la carretera C-31 en Pals (Girona) a 165 kilómetros por hora, superando el límite de velocidad permitido en 85 kilómetros por hora, sin tener contratado el seguro obligatorio y habiendo consumido cannabis.

Según informó la policía catalana, el conductor fue detectado en el kilómetro 339 cuando iba a 165 kilómetros por hora en un tramo limitado a 80 y tras someterle al test de alcoholemia y al de drogas, dio positivo en cannabis.

Los Mossos le citaron judicialmente para que comparezca ante el Juzgado de Instrucción de La Bisbal d'Empordà en funciones de guardia.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIRONA.