El TSJC resolverá antes de 48 horas
si frena el aplazamiento del 14-F 

Un elector con las papeletas junto a la urna (Archivo)
Un elector con las papeletas junto a la urna.
EUROPA PRESS - Archivo

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) deberá resolver en un plazo máximo de 48 horas si frena cautelarmente el aplazamiento de las elecciones del 14 de febrero al 30 de mayo, como prevé el decreto aprobado el viernes por el Govern, contra el que ya se han presentado diversos recursos.

Dos formaciones extraparlamentarias -Lliga Democràtica e Izquierda en Positivo- y dos asociaciones -Federalistes d'Esquerres e Impulso Ciudadano- ya han presentado recurso o están a punto de hacerlo, mientras que un particular incluso ha solicitado adoptar medidas cautelarísimas, lo que obliga al tribunal a pronunciarse de forma urgente sin esperar a conocer el posicionamiento del Govern.

Al alegar el interesado la necesidad de resolver el caso con urgencia, el tribunal deberá pronunciarse en un plazo de dos días sobre si paraliza o no cautelarmente el decreto de aplazamiento, antes de tomar una decisión definitiva.

En caso de que aceptase las medidas cautelares solicitadas por el particular, el TSJC daría audiencia a la Generalitat para que en el plazo de tres días presentase sus alegaciones, o bien convocaría a las partes a una comparecencia que debería celebrarse dentro de los tres días siguientes a la adopción de la medida.  

El TSJC ya ha recibido cuatro recursos

Según ha informado el alto tribunal catalán, el primero de los recursos, por posible vulneración de derechos fundamentales, fue presentado la semana pasada por la formación animalista PACMA, cuando aún se mantenía el 14 de febrero como fecha de las elecciones autonómicas.

En las últimas horas, el TSJC ha recibido otros tres recursos contra el decreto que el pasado viernes acordó posponer las elecciones al 30 de mayo, entre ellos uno de un particular que solicita que se adopten medidas cautelarísimas, lo que obliga al tribunal a pronunciarse de forma urgente sin esperar a conocer el posicionamiento del Govern.

Estos últimos recursos, por posible vulneración de derechos fundamentales, han sido presentados por dos formaciones políticas -Lliga Democràtica es una de las que lo ha anunciado esta mañana- y otro particular.

Los recursos han sido registrados y, tras el correspondiente reparto, han recaído en la sección quinta de la sala contenciosa del TSJC.

Otra de las formaciones que ha anunciado que ultima un recurso contra el aplazamiento electoral es Izquierda en Positivo, una fuerza extraparlamentaria que se define como de "izquierda no nacionalista" y que prevé presentar su escrito ante el Tribunal Superior de Justicia en las próximas horas

Según la Lliga, ha habido un "abuso de poder inaceptable"

La Lliga Democràtica, Izquierda en positivo y Federalistes d'Esquerra han anunciado este lunes la interposición de un recurso contra el aplazamiento de las elecciones que estaban convocadas inicialmente para el 14 de febrero y que el Govern ha decidido retrasar hasta el 30 de mayo.

En un comunicado, la Lliga, formación extraparlamentaria del catalanismo moderado liderada por Astrid Barrio, ha explicado que su comité ejecutivo decidió el pasado sábado recurrir el decreto de aplazamiento electoral aprobado el viernes, que deja sin efecto la celebración de las elecciones el 14F.

Este lunes a las 09.30 horas la Lliga ha presentado en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) "dos escritos de interposición de un recurso contencioso administrativo por el procedimiento de protección de derechos fundamentales y un escrito de interposición de recurso contencioso administrativo ordinario".

Según la Lliga, ha habido un "abuso de poder inaceptable", ya que el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, "no tiene atribuciones para dejar sin efecto una convocatoria electoral y mucho menos para volver a convocar elecciones cuando considere que se dan las circunstancias oportunas".

"Resulta intolerable que quien ostenta el poder en Cataluña sea incapaz de cumplir la legalidad y la manipule a su conveniencia, y por eso la Lliga Democràtica reclama hoy dejar sin efecto el decreto de suspensión" de las elecciones y "exige que se lleven a cabo con las medidas sanitarias que el Govern, desde hace meses, debería haber previsto", añade.

Por su parte, fuentes de Izquierda en Positivo han explicado que la formación está ultimando el redactado de su recurso, que prevén presentar esta misma mañana.

Esta formación, que también es extraparlamentaria y se define como de "izquierda no nacionalista", considera que el decreto que ha aprobado el Govern implica una "suspensión" de los comicios previstos para el 14-F y no un aplazamiento, "que sería comprensible si fuera similar a lo que se ha hecho con las elecciones a la presidencia del FC Barcelona".

"El Govern, está rompiendo el mandato del Estatuto de Autonomía y el derecho de participación de los candidatos. Claramente, hay una burla al electorado y a la opinión pública. Hay una vulneración de la ley. El Decreto no retrasa la fecha de las elecciones sino que establece que se 'volverán a convocar'", afirmó la formación este domingo en un comunicado.

Izquierda en Positivo había presentado candidatura para el 14-F, con la exsenadora de Podemos Celia Cánovas como cabeza de lista.

El pasado viernes, Vox anunció que estudiaría la posibilidad de presentar recurso contra el aplazamiento electoral, mientras que el PSC también sopesará una impugnación si se "cambian las reglas de juego" para el 30 de mayo.

Aragonès defiende la cobertura legal de aplazar el 14-F

Tras el anuncio del recurso, el vicepresidente de la Generalitat y candidato de ERC a las elecciones, Pere Aragonès, ha defendido este lunes la cobertura legal que considera que tiene el aplazamiento de las elecciones del 14 de febrero y ha pedido "responsabilidad" a los partidos catalanes para no presentar recursos contra el decreto que pospone los comicios.

Aragonès ha afirmado que los partidos son "libres" de presentar un recurso, pero ha insistido en que deben ser responsables y ha recalcado que la decisión se tomó con un amplio consenso entre los partidos catalanes.

Posicionamiento de los partidos 

Mientras tanto, la viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha asegurado que su partido aún no ha decidido si recurrirá el aplazamiento: "Hemos consultado a varios juristas y estamos a la espera de sus informes jurídicos. Decidiremos en función de lo que nos digan", ha afirmado en rueda de prensa telemática.

Desde Barcelona, el presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al Govern de decidir la fecha del aplazamiento electoral sin el "aval" del resto de partidos, "sin votación" y sin informar de los datos epidemiológicos.

Sobre el recurso interpuesto por la Lliga Democràtica, la vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha denunciado que viene "de la órbita del PSC", que "parece que le está cogiendo gusto al autoritarismo del 155", puesto que "ya fue cómplice y parte activa de las elecciones del 21-D" de 2017.

Asimismo, la candidata del PDeCAT a la Generalitat, Àngels Chacón, ha afirmado que el recurso de la Lliga es "una maniobra que realiza el PSC" a través de "un testaferro".

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha acusado directamente a "la Moncloa" de estar detrás de algunos de los recursos y de "presionar" al entorno del PSOE y a las élites económicas por "electoralismo".

Por su lado, el portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha señalado que si el decreto de aplazamiento es o no impugnable "lo tendrá que decir la justicia". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento