Almeida solicita al Gobierno que declare Madrid como zona catastrófica y cifra las pérdidas en casi 1.400 millones de euros

Almeida durante un recorrido a pie por un Madrid nevado.
Almeida durante un recorrido a pie por un Madrid nevado.
Ayto.Madrid
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida durante su comparecencia.
Ayuntamiento de Madrid

El hundimiento de cubiertas, el desplome de marquesinas o paños de fachadas en instalaciones municipales, así como la reparación de las aceras, calzadas y el arbolado podría costar a la ciudad unos 400 millones de euros. A esto habría que sumarles otros 30 millones de euros que dejó de ingresar el servicio municipal de autobuses por la interrupción de la circulación durante los primeros días tras la nevada.

Entre los daños en las infraestructuras y bienes del Ayuntamiento y la paralización de la actividad– 998 millones han sufrido sectores del comercio y la hostelería– el Ayuntamiento cifra en 1.398 millones de euros las pérdidas económicas de la ciudad por Filomena. Un cálculo "aproximado", que aún podría elevarse considerablemente.

Por esta razón, y en base a informes técnicos, el alcalde José Luis Martínez- Almeida y la vicealcaldesa Begoña Villacís solicitaron ayer al Gobierno central que declare la capital como zona catastrófica. "Entendemos que concurren tanto los requisitos jurídicos como los supuestos de hecho". En este sentido ha pedido al gobierno de Sánchez "celeridad y agilidad en la respuesta".

El alcalde no ha querido prejuzgar la decisión que tome el Gobierno de la Nación, pero advierte de que si el Consejo de Ministros lo deniega "nos va a dejar en una situación muy difícil". Eso sí, "no vamos a dejar tirados a los madrileños", pues, en ese caso, serán las arcas municipales las que asuman los gastos.

La dimensión

Más de un millón de kilos de nieve. De acuerdo a los datos que facilitados por el alcalde, en Madrid cayeron 1.250.000 kilos de nieve a lo largo de las 30 horas que estuvo nevando de manera ininterrumpida. Almeida pone un ejemplo gráfico a la magnitud de la catástrofe: "Si pusiéramos una fila de camiones de 40.000 kilos de capacidad, llegaría desde Madrid a Bruselas y, aun así 120 kilómetros más".

La reacción 

Sal en las calles. Tal y como informó el alcalde, desde que se produjo la nevada hasta el día de ayer se han vertido más de 33 millones de kilos de sal en las calles.

Más de 8.000 operarios En estos momentos están trabajando 7.230 personas en las calles de Madrid. Además, el gobierno municipal ha incorporado otras 1.100 personas más cuyo cometido principal es "analizar el estado del arbolado de Madrid así como adoptar todas las medidas se seguridad adecuadas para evitar que se puedan producir riesgos en la integridad de las personas".  A estos operarios se suman más de 1.000 vehículos de flota, de los cuales 22 son específicamente máquinas quitanieves. "Esto es lo que ha permitido que 1.784 calles estén despejadas de nieve y otras 2.000 estén parcialmente despejadas", ha recordado Almeida tras la Junta de Gobierno. 

Recogida de basuras. El alcalde ha zanjado la preocupación sobre los kilos de basura que se han ido acumulado en la ciudad durante los pasados días ante la falta de medios técnicos para recogerlas. Almeida asegura que "el 100% de los camiones de recogida de residuos ya están circulando". Es más, para recompensar la falta de servicio "se están recogiendo más toneladas de las que se producen a diario en la ciudad (850 toneladas)". Así, durante la noche del miércoles, se recogieron "más de 1.100 toneladas de residuos".

Autobuses en servicio. Actualmente están en funcionamiento 48 líneas de la EMT. Este viernes se incorporan a la circulación: 173, 174, 18, 35, 23, 131, 30, 155 y 60, según informa el delegado del área Borja Carabante. 

Incertidumbre

Movilidad. Pese al elevado de número de calles cortadas por la nieve y los destrozos, el alcalde señaló que, "como es constatable" las calles "están abiertas y se puede circular por ellas". También lo están a priori, las carreteras fuera de la Comunidad de Madrid.

Vuelta a las aulas. La vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, consideró "muy complicado que puedan entrar los niños el lunes" a las aulas. Y es que son 500.000 alumnos los que no han podido asistir a sus centros educativos, "pero en estos momentos tenemos registradas 125 incidencias en 87 colegios y lo más importante es garantizar su seguridad en el regreso a las aulas", ha indicado. "Ahora mismo vamos a dar prioridad a la limpieza a los centros y a los accesos. Tenemos que garantizar que las estructuras son seguras", concluye.

Crríticas

Pésima gestión. "La sal se agotó en 24h, se llamó la UME tardísimo, se permitió que los autobuses de la EMT circularan hasta muy tarde, no se avisó a los conductores de que no cogieran el coche. Encima, seis días después la ciudad sigue intransitable", dice la portavoz del grupo de la oposición Más Madrid, Rita Maestre.

Apoyos

Sí a la declaración de zona catastrófica. Todos los grupos municipales de Cibeles apoyaron la solicitud de zona catastrófica. Además, la presidenta Isabel Díaz Ayuso pedirá esta declaración para toda la comunidad. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento