Virgina Maestro ha dejado atrás Operación Triunfo, el concurso que ganó y que le dio la fama, para convertirse en Labuat, su alter ego en la música. Ese mismo nombre lleva su nuevo disco, compuesto por su mayor valedor, Risto Mejide, y que ha contado con la colaboración de The Pinker Tones.

La joven cantante está entusiasmada con el proyecto, en el que dice confiar ciegamente. "Estoy enamorada de esas canciones" aseguró a 20minutos.es. Además, la andaluza está encantada con sus compañeros de viaje. De Risto Mejide dice que es "una persona muy ambiciosa" y a la vez "muy sencillo, cariñoso y un encanto".

También se deshace en elogios con The Pinker Tones. "Tienen una mente que no es de planeta, una sensibilidad y una una experiencia que te deja pasmada", asegura.

La cantante confiesa que, aunque "todo está ocurriendo muy rápido y es difícil asimilarlo", no puede "evitar pensar en un próximo álbum" de este proyecto cuyo nombre, Labuat, hace referencia al término la boîte, en francés caja de música o también, según explica Virginia, "las discotecas de ambiente íntimo de los setenta".