Las actrices Angelina Jolie -actual pareja de Brad Pitt- y Jennifer Aniston -ex esposa de éste- protagonizaron el domingo uno de los encuentros más esperados de la gala de los Oscar.

Desde que Pitt la dejara por Jolie, Aniston había mantenido un discreto silencio sobre ese asunto. Sin embargo, este invierno lo rompió durante una entrevista concedida a la revista Vogue, en la que arremetía contra la mujer que le "robó" a su marido y aseguró que lo que la protagonista de El Intercambio había hecho "estuvo muy mal".

El domingo era la primera ocasión en la que ambas se cruzaban desde que se publicó la entrevista.

Jolie no paró de sonreír mientras Aniston estaba en el escenario
Según relata la agencia Uno, ambas mostraron su mejor sonrisa sobre la alfombra roja y, si estaban nerviosas, supieron disimularlo con éxito.

Jolie no dejó ni un segundo a Pitt en una noche en la que ambos estaban nominados por sus respectivos trabajos en El intercambio y en El curioso caso de Benjamin Button. Ninguno de los dos logró finalmente el galardón.

Mientras sus hijos, explicó Jolie, se habían quedado en casa tirando "espaguetis contra las paredes".

Por su parte, Jennifer Aniston llegó con su novio, John Mayer y charló con algunos de sus compañeros.

La ex protagonista de Friends fue la encargada de entregar un Oscar, pero no al de mejor actriz, que si hubiera recaído en Angelina Jolie hubiera provocado una situación embarazosa, sino el del apartado de Animación.

Durante el tiempo que estuvo en el escenario las cámaras enfocaron a Jolie en un intento de los productores, según publica la web Heckler Spray, de recoger alguna mueca de disgusto por parte de la pareja de Pitt. No hubo forma: ésta supo mantener una sonrisa a prueba de bomba ante las bromas de la ex mujer de su chico.