Los abuelos del niño que llegó a pesar 100 kilos recurrirán la sentencia del Juzgado de Familia número 1 de Oviedo que decretó que el menor deberá continuar bajo la tutela del Principado en el centro de Gijón en el que actualmente reside, según fuentes jurídicas. El plazo para presentar el recurso finaliza el 10 de marzo.

 El letrado de la familia, Pablo Fernández Rodríguez, señaló que su recurso se sostiene fundamentalmente en que el menor "ya no corre peligro" de sobrepeso al encontrarse ahora, a sus 13 años, entre los 57 y los 60 kilos, y una altura de 1,58 centímetros.

Fernández insistió una vez más en que cuando el Principado se hizo cargo del menor "no existía ninguna causa para tomar la determinación que se adoptó por parte de la Administración" y añadió que "tampoco ahora hay motivos para mantener al niño alejado de sus abuelos".

Según la sentencia, el menor deberá permanecer bajo la tutela del Principado al entender el juez, basándose en los informes de los peritos de la Administración, que en algunas ocasiones el niño engorda tres kilos en un fin de semana.

En su defensa el letrado de los abuelos manifestó que los responsables del centro le pesan el sábado por la mañana antes de ir a su casa y lo vuelven a pesar el domingo por la noche cuando regresa. "No es lo mismo lo que pesa una persona al levantarse que por la noche", sentenció el abogado.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN