Centenares de trabajadores de bingos y casinos se manifiestan en Barcelona contra el cierre: "Queremos trabajar"

  • El sector del juego pide que se les permita abrir del mismo modo que lo ha hecho la restauración, gimnasios o peluquerías.
  • "Llegamos a pensar que es algo político y quieren excluir el juego porque no está bien visto", apuntan los trabajadores.
La pérdida de poder adquisitivo de una parte importante de la población lógicamente también afecta a los casinos, que previsiblemente tendrán menos ingresos y necesitarán menos personal.
Los trabajadores del gremio del juego piden ser equiparados con el resto de sectores a los que se ha permitido su reapertura con restricciones.
Pixabay/whekevi

Centenares de trabajadores de bingos y casinos se han manifestado este miércoles por la mañana en la Plaza Sant Jaume contra el cierre de los establecimientos del sector del juego y, a la vez, pedir su reapertura tal y como lo han hecho otros negocios a pie de calle como la restauración, gimnasios, peluquerías o el comercio con limitación de aforo. 

El presidente del comité de Cirsa, en representación de 183 salones recreativos catalanes, Víctor Manuel Duce, ha lamentado que el sector no esté incluido en ningún tramo de la desescalada y ha recordado que se trata de un ámbito "hiperregulado" y con unas medidas higiénicas y sanitarias "más grandes que cualquier otro lugar". Además, ha advertido que las empresas del sector quizás no podrán aguantar hasta febrero o marzo.

De este sector dependen 8.000 familias de trabajadores directos y 29.000 puestos de trabajo indirectos, según el presidente del comité de Cirsa, Víctor Manuel Duce.

Duce ha reiterado que piden ser equiparados con los sectores a quienes ya se les ha permitido reabrir con algunas restricciones y han garantizado que respetarían el toque de queda, puesto que su jornada laboral empieza alrededor de las once de la mañana.

Además, ha subrayado que de este sector dependen 8.000 familias de trabajadores directos y 29.000 de puestos de trabajo indirectos y que muchos de ellos han tenido problemas de cobro por parte del Sepe. Por otro lado, ha recordado a la Generalitat que gracias a la actividad del gremio ingresa hasta 240 millones de euros en tributos.

"Llegamos a pensar que es algo político y quieren excluir el juego porque no está bien visto", ha insinuado Duce sobre la intención de no reabrir los locales. "No nos lo explicamos", ha dicho sobre la falta de plazos para la reapertura. "Nos encantaría poder trabajar el próximo lunes", ha añadido el presidente del comité de empresa de Cirsa, que ha matizado que no piden "privilegios" sino poder volver al trabajo como lo han hecho otros sectores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento