Una inmunóloga española desmonta los falsos mitos sobre las defensas y el coronavirus

Suplementos de Omega 3.
Suplementos de Omega 3.
STEPHEN CUMMINGS/FLICKR - Archivo

La pandemia del coronavirus ha llevado a la proliferación de mensajes engañosos, con fines publicitarios, y otros bulos sobre productos que prometen mejorar el sistema inmunitario y reforzar las defensas para prevenir el contagio de la Covid-19, ha advertido la catedrática de Inmunología del Centro de Investigaciones Biomédicas (CINBIO) de la Universidad de Vigo, África González.

"Hay que ser claros, no todo ayuda al sistema inmunitario y no todo lo que se vende como tal es inocuo", ha advertido la inmunóloga en una entrevista a Redacción Médica.

González ha señalado algunos de los falsos mitos más habituales. El primero de ellos es el consumo de suplementos vitamínicos para reforzar las defensas. "Hay vitaminas hidrosolubles, que se eliminan por orina, pero otras, las liposolubles, se acumulan y pueden ser tóxicas. Con una nutrición adecuada, no hace falta tomar ningún suplemento. No hay demostración de que ningún suplemento ayude al sistema inmunitario", sostiene.

La experta también se ha referido a la vitamina D, que se puede obtener mediante la exposición solar y sobre la que se habló especialmente durante la época del confinamiento. "Tiene varias funciones, sobre todo mantener los niveles de calcio y fósforo en sangre y ayuda a la absorción del calcio, favoreciendo la captación de minerales en los huesos. También regula el sistema inmunitario", ha asegurado.

Sin embargo, un exceso de vitamina D "tiene el efecto opuesto, suprime las respuestas inmunitarias", por lo que "la dosis importa". En este sentido, González ha explicado que con una nutrición variada y adecuada y exposición al sol, "si no tienes niveles bajos de vitamina D, no necesitas ningún suplemento adicional".

En segundo lugar, la inmunóloga también ha hablado sobre los supuestos beneficios de los suplementos de Omega 3 o los productos enriquecidos con él, sobre los que no existe base científica. "Lo mismo ocurre con productos como enzimas, prebióticos, probióticos y muchos otros. Para indicar que algo potencia el sistema inmunitario hay que hacer ensayos clínicos. Comparar grupos de personas que toman el producto con los que han tomado placebo durante el mismo tiempo, y estudiar respuestas inmunitarias a vacunas, activación de las células, niveles de anticuerpos, etc. Si un producto no demuestra eficacia en los ensayos clínicos, no puede decir que mejora el sistema inmunitario", ha sostenido.

González ha puesto como ejemplo "un producto lácteo que potenciaba las defensas" y del que se hablaba hace años. "Se demostró que no tenía ningún efecto y se prohibió que dijera que activaba el sistema inmunitario".

La experta ha enfatizado en la necesidad de que los ciudadanos sean "críticos con los productos engañosos que se publicitan sin ningún aval científico". González ha sido clara en este aspecto: "Hasta ahora no se ha demostrado que algo prevenga de infectarse del SARS-Cov-2; tan solo las medidas que se están adoptando, de distanciamiento, higiene, mascarillas y evitar lugares cerrados", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento