Un taxista al que piden 6 años de cárcel por la huelga de 2018 en Barcelona: "Más que desorbitado"

  • El hombre habría lanzado presuntamente un bote de humo a la línea policial.
  • Tres taxistas han declarado como testigos de la defensa y han secundado que el acusado dejó los botes en el suelo y que no los lanzó.
La Sección 21 de la Audiencia de Barcelona juzga a un taxista por presuntos desórdenes y atentado a agentes en la huelga del sector contra la regulación de los VTC en 2018. Barcelona el 3 de diciembre de 2020.
La Sección 21 de la Audiencia de Barcelona juzga a un taxista por presuntos desórdenes y atentado a agentes en la huelga del sector contra la regulación de los VTC en 2018. Barcelona el 3 de diciembre de 2020.
EUROPA PRESS

La defensa de un hombre que se enfrenta a una condena de seis años de cárcel por presuntamente lanzar un bote de humo a la línea policial durante la huelga de taxistas en 2018 en Barcelona ha tachado la petición de pena de la Fiscalía de "algo más que desorbitado", y ha pedido a la Sala tomar en cuenta aspectos atenuantes para intentar rebajar la pena hasta la mitad.

En el juicio de este jueves en la Sección 21 de la Audiencia de Barcelona, el abogado Alejandro Burón ha negado que el acusado, Diego M., lanzara ningún objeto a los antidisturbios de Mossos d'Esquadra que protegían el edificio de la Delegación del Gobierno durante la protesta del sector del taxi el 25 de julio de 2018 por la regulación de las licencias VTC.

El letrado ha apelado a las grabaciones de la jornada para replicar a los tres agentes de Mossos que han testificado en el juicio: han afirmado que vieron al acusado lanzar el bote de humo, y han explicado que lo reconocieron porque llevaba un casco de espartano.

"Llevaba botes de humo, de color negro y amarillo por los colores del taxi, para que fuera más llamativo y tuviera más repercusión. En ningún momento lancé los botes a la línea policial", ha declarado Diego M., que ha asegurado que usó botes pequeños, que expulsan humo durante unos 15 o 20 segundos, y después los dejó en el suelo.

En el mismo sentido, tres taxistas han declarado como testigos de la defensa y han secundado que el acusado dejó los botes en el suelo y no los lanzó a la línea policial, mientras que los agentes que han declarado han afirmado que en la protesta hubo "lanzamientos de botellas de cristal, de botes de humo, de huevos con pintura y de diferentes objetos contundentes".

El primero en declarar ha explicado que no vio al acusado lanzar nada pero sí le había visto en la protesta, y le reconoció por el casco que llevaba y porque utilizó un megáfono.

Los otros dos mossos han explicado que sí vieron al acusado lanzar el bote de humo "directamente" al cordón policial, y uno de ellos ha afirmado que el objeto cayó en el suelo en la posición que ocupaba él.

"Instrumento peligroso"

El abogado defensor ha cuestionado las altas penas que pide la Fiscalía pese a que nadie resultó lesionado por el supuesto lanzamiento del bote de humo a la línea policial.

La fiscal ha reclamado condenar al acusado por los delitos de desórdenes públicos y atentado, en ambos casos en modalidad agravada: los desórdenes, por cometerse en una manifestación y con un instrumento peligroso; y el presunto atentado a los agentes también por hacerse con un instrumento peligroso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento