Justin Bieber revela las razones por las que aún no ha sido padre junto a Hailey Baldwin

Justin Bieber y Hailey Baldwin posan en un evento en Los Ángeles (California, EE UU).
Justin Bieber y Hailey Baldwin posan en un evento en Los Ángeles (California, EE UU).
GTRES

Casi desde el momento en el que saltó a la luz pública su relación y que se ha visto continuamente aumentado después de que se casaran por primera vez en 2018 en una ceremonia civil en un juzgado de Nueva York y más tarde con todo el oropel en septiembre de 2019, hay un rumor sobre la posibilidad de que Justin Bieber y Hailey Baldwin -ahora con el apellido del cantante- tengan su primer hijo.

Pero la paternidad, por mucho que algunos fans ya cuenten los días en su cabeza, no está por ahora dentro delos planes del autor de canciones como Yummy, Baby, Love Yourself o Never Say Never. Y no es porque considere que no esté preparado a sus 26 años, sino porque asegura que es su esposa la que es demasiado joven.

En una época en la que multitud de influencers, una vez asentadas en un estatus privilegiado, sí que tienen hijos a edades tempranas -en comparación con el resto de su generación que no tiene sus facilidades económicas-, el canadiense ha tenido que explicar a sus fans que deben esperar todavía algo más hasta que él y la modelo de 24 años se conviertan en padres.

Está en sus planes, sí, y además está seguro de que una vez que llegue el primero querrán tener más hasta formar una familia numerosa, pero esto es una intención que tienen ambos a largo plazo, tal y como el artista le ha explicado a Ellen DeGeneres en la última visita que ha hecho a su programa.

"Me parece que a Hailey aún le quedan bastantes objetivos por cumplir como mujer y creo que aún no está lista. Y a mí me parece muy bien, la verdad", ha afirmado Bieber, que incide en la idea de que primero quiere que su esposa se sienta realizada vitalmente para dar el paso.

"Al final tendremos tantos niños como Hailey esté dispuesta a parir", ha contado entre risas el cantante. "Me encantaría llegar a formar mi propia tribu, pero estamos hablando de su cuerpo y será lo que ella decida... Creo que le gustaría tener unos cuantos, por lo menos dos o tres", ha indicado.

Continuando con la idea de tener más, tanto la presentadora como el canadiense cambiaron de tercio por el último tatuaje de Bieber, una rosa en el cuello. El cantante ha puntualizado que si bien su pareja no se ha mostrado totalmente en contra, sí que ha sugerido que no quiere verle otro... por si acaso. "No más tatuajes en el cuello, eso es lo que dice Hailey", ha incidido Justin, que sin embargo ha matizado que tiene un hueco en la espalda reservado para tatuarse algo en honor de los hijos que tenga con su pareja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento