Eluana Englaro, el caso que dividió a Italia

  • La italiana que ha pasado 17 años en coma vegetativo ha muerto finalmente tres días después de que se le retirara la alimentación.
  • La medida había sido autorizada por el Tribunal Supremo.
  • El Gobierno de Berlusconi y el Vaticano habían tratado de impedirlo.
  • La cronología de un caso que ha dividido a la opinión pública durante más de una década y ha reabierto el debate sobre la eutanasia en Italia.
La llegada de Eluana a la clínica 'La Quiete'. En el recuadro, Eluana, en una imagen de archivo (EFE)
La llegada de Eluana a la clínica 'La Quiete'. En el recuadro, Eluana, en una imagen de archivo (EFE)
EFE

El caso de Eluana Englaro, la mujer italiana que murió este lunes tras pasar 17 de sus 38 años en estado vegetativo, ha dividido a Italia entre los partidarios de suspender la nutrición e hidratación que la mantenían con vida y quienes se oponían férreamente a ello.

La historia de Eluana (Lecco, 25 de noviembre de 1970), quien en 1992 sufrió un accidente de tráfico que la sumió en un estado de coma vegetativo, mantuvo en vilo durante varios años no sólo a su familia, sino a todo un país que seguía con atención el devenir de la batalla judicial de su padre , Giuseppe Englaro, por conseguir la autorización que permitiera a su hija morir.

Más de una década de decisiones judiciales y recursos por parte de la familia que se vieron recompensadas el pasado 13 de noviembre, cuando el Tribunal Supremo de Italia autorizó la desconexión de la sonda nasogástrica que mantenía con vida a la mujer.

Pero hasta llegar ahí hubo un largo recorrido en el desarrollo del primer caso en Italia en el que el Supremo autorizó la muerte de un paciente en coma vegetativo. Esta es la cronología del caso:

  • 18 de enero de 1992. Tras un accidente de tráfico, Eluana Englaro entró en coma vegetativo y, dos años después, su padre y tutor legal, Giuseppe, una vez que los médicos le dijeron que no había esperanzas de que su hija despertara, decidió ingresarla en la clínica "Beato Luigi Talamoni" de la localidad de Lecco, próxima a Milán. Allí unas monjas se dedicaron a cuidarla hasta que fue trasladada, en la noche del 2 al 3 de febrero de este año, a la casa de curas "La Quiete" de Udine (noreste del país).

  • 1999. El padre de Eluana solicita al tribunal de Lecco que autorice la desconexión de la sonda, pero le denegaron tal petición, tras lo cual decide dirigirse en una carta al entonces presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi. En la carta, asegura que su hija había dicho en vida que no querría vivir en esas condiciones. Sin obtener ninguna respuesta afirmativa por parte de las autoridades italianas, Giuseppe Englaro continúa su lucha en los tribunales sin desfallecer hasta lograr un permiso, autorización que no llegó durante años.

  • 20 de abril de 2005. El Tribunal Supremo, a pesar de que seguía dando la razón a la corte milanesa de no permitir la desconexión de la sonda, abre una nueva línea en el caso, al precisar que no se podía autorizar la muerte porque no había "muestras concretas" de que esa fuera la voluntad de Eluana.

  • 16 de octubre de 2007. El Supremo envía de nuevo el caso al Tribunal de Apelación de Milán indicando que se podía autorizar la desconexión bajo dos supuestos: que el coma vegetativo fuera irreversible y que no se dieran muestras de que la mujer, en estado consciente, hubiera expresado su deseo de continuar con el tratamiento. El debate acapara la atención de la opinión pública italiana.

  • 9 de julio de 2008. El Tribunal de Apelación de Milán autoriza la suspensión de la alimentación. Siete días después, el Parlamento italiano plantea un conflicto de atribuciones contra la decisión que termina en el Constitucional. En virtud de la decisión de la Corte de Apelación milanesa, la familia Englaro solicita a las autoridades de la región de Lombardía que le indiquen dónde se podía proceder a la desconexión de la mujer.

  • 9 de septiembre de 2008. El Gobierno de la Lombardía se niega a acceder a la petición.

  • 8 de octubre de 2008. El Constitucional da la razón a la Corte de Apelación de Milán en su decisión de autorizar la desconexión de la sonda.

  • 13 de noviembre de 2008.El Supremo ratifica esa autorización y aprueba la desconexión por una decisión aplicable a todo el Estado italiano. El Supremo emite así una sentencia sin precedentes en un país que acusa como ningún otro la influencia de su vecino estado del Vaticano, contrario a la eutanasia. El debate se abrió entonces en Italia sobre la conveniencia de aprobar una ley de eutanasia que regule estos casos.

  • Noviembre-diciembre de 2008. En medio de todas las cuestiones legales y con el apoyo de la decisión del Supremo, la familia Englaro se dispuso a buscar una clínica en la que muriera la joven. Finalmente la "Ciudad de Udine" se mostró dispuesta a desconectar la sonda.

  • 16 de diciembre de 2008. El Ministerio de Sanidad italiano difunde una circular a centros públicos y privados del país en la que prohíbe suspender la alimentación de ninguna persona en su recinto.

  • 16 de enero de 2009. Este veto del Gobierno frena la predisposición de la "Ciudad de Udine". La cínica anuncia que da marcha atrás.

  • 17 de enero de 2009. La Fiscalía de Roma anuncia que está investigando a Maurizio Sacconi, el ministro de Sanidad, por un supuesto delito de "amenazas" a la clínica. El ministro será posteriormente objeto de una nueva denuncia.

  • Enero de 2009. Durante todo el resto del mes vuelven a sucederse las especulaciones sobre dónde moriría y todo apunta a la casa de curas "La Quiete" de Udine. El Gobierno italiano reconoce que su estatus legal podía escapar al veto establecido por el Ministerio de Sanidad.

  • Noche del 2 al 3 de febrero de 2009.Eluana deja la clínica de Lecco para ingresar en "La Quiete".

  • 6 de febrero de 2009.Se interrumpe la alimentación e hidratación artificial de Eluana. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, presenta un proyecto de ley que prohíbe la suspensión de la alimentación a Eluana, pero el presidente de la República, Giorgio Napolitano, se niega a firmarlo.

  • 9 de febrero de 2009. Comienza una carrera contrarreloj con una reunión del Senado para debatir el proyecto de ley, pero pocos minutos antes de las 20.00 hora local (19.00 GMT) Eluana Englaro expira, según fuentes sanitarias, por una parada respiratoria.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento