Díaz Ayuso defiende en Cataluña el castellano y sus rebajas fiscales

  • La presidenta ha viajado a Barcelona para mantener varios encuentros de trabajo con hosteleros y empresarios.
La presidenta Isabel Díaz Ayuso con miembros del colectivo 'S'ha acabat!'.
La presidenta Isabel Díaz Ayuso con miembros del colectivo 'S'ha acabat!'.
Isasaweis | Comunidad de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, inició este jueves un viaje de dos días a Cataluña en plena polémica por el preacuerdo al que llegaron el Gobierno central y ERC para, entre otras cosas, acabar "con el paraíso fiscal" que supone Madrid.

Nada más llegar a Barcelona, la líder del Ejecutivo volvió a incidir en lo "pernicioso" que es este pacto para la región e insistió en que la fiscalidad de la Comunidad no menoscaba la del resto del país. "Están intentando enfrentar a territorios y tratan a los madrileños y a la Comunidad de Madrid como si fuera un paraíso fiscal que se queda con las fuerzas y las energías de todos los españoles", señaló Díaz Ayuso a los periodistas que la esperaban en la estación de Sants.

Pero el principal motivo del viaje de la presidenta madrileña a Cataluña, el cuarto desde que accedió a la Puerta del Sol en agosto de 2019, era otro bien distinto: reunirse con colectivos civiles que trabajan contra la inmersión lingüística y defienden la libre elección de centro educativo, así como con representantes del empresariado catalán.

La agenda de la presidenta en la Ciudad Condal fue frenética. El primer encuentro que mantuvo fue con el colectivo juvenil S’ha Acabat!, que persiguen acabar con las "vulneraciones" de la Constitución en Cataluña, especialmente en las escuelas y en las universidades. Díaz Ayuso animó a estos jóvenes a seguir con su trabajo y propuso ponerse en contacto con universitarios madrileños para compartir "ideas y proyectos basados en la defensa de la libertad".

Después de este encuentro, la jefa del Ejecutivo madrileño compartió un almuerzo con varios hosteleros catalanes. Con ellos compartió la estrategia sanitaria que ha seguido la Comunidad para mantener abierta la hostelería, un planteamiento muy distinto al establecido por la Generalitat, que recientemente ha ordenado la reapertura de bares y restaurantes tras varias semanas de cierre sectorial.

"Lo fácil hubiera sido cerrar Madrid, pero esta no era la solución", valoró Díaz Ayuso, que siempre se ha mostrado partidaria de mantener la economía funcionando y conjugarla con las medidas sanitarias. "La iniciativa pública y la privada deben ir de la mano", repitió este jueves en Barcelona.

Ya por la tarde, compartió impresiones con representan tes de la Asamblea por una Escuela Bilingüe. En este encuentro, la ley Celaá, y particularmente su regulación en torno al castellano y a la libertad de elección de centro educativo, fueron las protagonistas. Este viernes, la presidenta mantendrá un desayuno de trabajo con la junta directiva de Sociedad Civil Catalana, la plataforma cívico-política que desde el año 2014 trata de contrarrestar el auge del independentismo en Cataluña.

De vuelta a la capital, Díaz Ayuso hará parada en Zaragoza para mantener dos reuniones más. La primera, con su homólogo aragonés, el socialista Javier Lambán, y la otra con el alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón, que también milita en las filas del PP y, como ella, gobierna en coalición con Cs

Mostrar comentarios

Códigos Descuento