Bilbao controla ‘on-line’ la calidad y las fugas de agua

  • Los técnicos sabrán en todo momento qué agua bebemos antes de abrir el grifo.
  • Verán la turbidez, el cloro, el ph... Y las roturas se arreglarán antes.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Toda los datos sobre el agua, online
Toda los datos sobre el agua, online
M.ROMERO

Hasta ahora no nos dábamos cuenta hasta que abríamos el grifo. Y cuando había problemas ya era tarde: agua turbia, con demasiado cloro, o, lo que es peor, con agentes tóxicos.

Pasaba exactamente lo mismo con las constantes fugas en la red de agua bilbaína. Hasta que no se veía el agua corriendo por la calle, no se sabía que había una rotura. Desde esta semana.

Un nuevo sistema de control que funciona de forma on line permite ver en todo momento y controlar al instante la calidad del agua que llega a las casas de Bilbao, así como las fugas en las tuberías. Mucho antes, por supuesto, de que el agua salga por el grifo y sepa a rayos, o que corra calle abajo.

¿Cómo? Con diferentes aparatos de medición, tecnología GPS y pantallas para visionar los diferentes indicadores. El agua se controla, por un parte, en la línea de salida, en cada uno de los 18 depósitos de los que sale el agua, ya tratada, hacia las casas.

Después, la calidad del agua se vuelve a verificar en otros ocho puntos estratégicos, uno por distrito. El cloro, el ph, la presión, el caudal, el nivel del depósito y la tubidez están, así, controlados en todo momento.

Y para detectar las fugas, este sistema ausculta las tuberías por medio de ultrasonidos en 100 puntos diferentes de la red en cada distrito, de modo que pueda saberse con casi total exactitud donde se ha producido una fisura en una tubería.

Detectado el problema es más fácil solucionarlo, y con mucha más rapidez. Cualquier anomalía en el agua, de hecho, la verán los técnicos municipales. No sólo en las seis pantallas en las que se recibe la información. En caso de urgencia, hasta diez técnicos verán toda la información en sus móviles.

¿Y después?

Cuando se detecta una anomalía (menos cloro, menos presión...) los técnicos activan los sistemas. Se dará así, al instante, más presión o se reclorará el depósito. Todo, en unos minutos.

Pero una cosa es detectar las fugas; otra, que ni siquiera se produzcan. Para ello, se están renovando la red de aguas de Bilbao. Son más de 600 km de tuberías. Y se arreglan. Pero aún faltan muchos años hasta cambiar la red entera.

¿Cuánta agua se va por averías?

Buena parte del agua que consumimos se va por averías de la red. En concreto, en estos momentos, el 18% del agua que consume la ciudad de Bilbao se va en fugas, ya sean de la red principal de aguas, como de la secundaria, las tuberías que legan a las casas.

Pero se ha mejorado. Hace tres años, se iba el 23%. El objetivo es que se pierda el 10% en los próximos años.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento