Sindicatos y Cecale valoran que el acuerdo con Junta "cierra heridas y abre puertas" pese a dejarse "pelos en la gatera"

Los líderes de los sindicatos UGT y CCOO en la Comunidad, así como de la patronal autonómica, han valorado el acuerdo rubricado este miércoles con la Junta de Castilla y León para poner en marcha el Plan de Choque contra los efectos del coronavirus, puesto que "cierra heridas" y "abre puertas" en el marco del Diálogo Social, pese a que todas las partes se han dejado "pelos en la gatera".
Faustino Temprano (izquierda) y Vicente Andrés (derecha) comparecen de forma presencial junto a Santiago Aparicio (presente de forma telemática) para valorar el acuerdo del Plan de Choque.
Faustino Temprano (izquierda) y Vicente Andrés (derecha) comparecen de forma presencial junto a Santiago Aparicio (presente de forma telemática) para valorar el acuerdo del Plan de Choque.
Ana Rodríguez

Así lo ha recalcado el secretario general de CCOO en Castilla y León, Vicente Andrés, quien ha reconocido que la negociación que ha permitido su firma ha sido "realmente muy difícil" tras un proceso de "enfrentamiento" entre los agentes económicos y sociales y la Administración autonómica por el "incumplimiento" de anteriores aceurdos como el relativos a los ERTE alcanzado en el mes de marzo.

Andrés ha comparecido en la sede de su sindicato acompañado por su homólogo de UGT, Faustino Temprano, mientras que el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, ha intervenido de forma telemática desde Soria por encontrarse en cuarentena tras mantener contacto estrecho con un positivo por coronavirus, como él mismo ha explicado.

El líder regional de CCOO ha subrayado que se trata de un acuerdo "de amplio alcance" no sólo por su contenido, sino porque "cierra heridas y abre puertas", al tiempo que "protege y ayuda" tanto a los trabajadores como a las empresas.

Vicente Andrés ha insistido en que "ha costado mucho" alcanzar un acuerdo con la Junta, la cual finalmente ha mostrado "la flexibilidad suficiente" como para dar a las personas afectadas por ERTE "esos complementos que son su tabla de salvación".

El secretario general de CCOO en Castilla y León ha destacado que en este acuerdo se restituyen las ayudas a los ERTE por causas técnicas y organizativas y no sólo por fuerza mayor, y considera que este acuerdo pone de manifiesto que lo público "es determinante para enfrentar la crisis".

CESIONES

Por su parte, Faustino Temprano ha destacado que todas las partes han "cedido" en este acuerdo que no es el que a UGT le hubiera gustado, pero "es el que en esta época de crisis se necesita para Castilla y León", por lo que considera que con esto se demuestra "una vez más" que el Diálogo Social "sigue funcionando en Castilla y León" y que se necesita "más" tanto en la Comunidad como en el país "cuando hay problemas y crisis".

El líder autonómico de UGT ha advertido de que las medidas contenidas en el Plan de Choque y que superan los 82 millones de euros serán efectivas sólo si se ponen en marcha "inmediatamente" y llegan rápidamente a los ciudadanos y las empresas.

"No puede ser que firmemos acuerdos y que luego no salgan en el Bocyl, cuando quieran llegar lo mismo las personas y las empresas ya no las necesitan porque habrán quebrado", ha apuntado en alusión a los "incumplimientos" que, a su juicio, se han producido con los acuerdos de marzo.

Por ello, ha reclamado que se incorporen estos acuerdos a los Presupuestos Generales de la Comunidad de 2021 y ha explicado que el acuerdo no contempla un calendario de actuación ya que para ello se establece en el mismo la creación de una comisión de seguimiento.

Temprano ha destacado "medidas novedosas" contenidas en el acuerdo como la protección a trabajadores de orquestas o feriantes, por lo que ha insistido en que, a pesar de las discrepancias, se da "un paso importante".

SECTORES "EN LA UVI"

Desde Soria, Santiago Aparicio ha reconocido que la negociación ha estado "a punto de romperse" durante el proceso y ha defendido que aunque el acuerdo resulte "insuficiente", es un paso para "empezar a tomar medidas" con algunos sectores, como la hostelería y el comercio, que se encuentran "en la UVI".

El presidente de Cecale ha reclamado "más flexibilidad" por parte de la Junta con una carencia que alcance "entre dos y tres años" para devolver las ayudas y un periodo de amortización de hasta siete años, al tiempo que ha advertido de que "la economía y la estructura económica de Castilla y León va a necesitar durante 2021 una inyección muy importante de dinero".

"No queremos nada regalado, queremos devolver todo lo que pedimos, pero necesitamos tiempo y flexibilidad", ha subrayado el líder de la patronal.

Los tres representantes han negado que hayan existido "presiones" para firmar un acuerdo, pero "sí presión en la negociación", como ha puntualizado Vicente Andrés, para "sacar un acuerdo de contenido" y que aporte "resultados".

"Si hemos firmado este Plan de Choque igual que otros es porque hemos creído que era bueno y beneficiaba al conjunto de los ciudadanos de Castilla y León", ha precisado Faustino Temprano, mientras que Santiago Aparicio ha asegurado que de pretender obligarlos, se negarían a firmar, pero sí ha defendido que "hay que ceder" porque "es mejor firmar algo que no tener nada".

Sindicatos y patronal, que han convocado a los medios de forma conjunta, han reconocido su "extrañeza" por la decisión del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de comparecer en solitario para explicar los detalles del acuerdo, algo que, en concreto, ha parecido "mal" al líder de UGT, quien se ha mostrado partidario de haber mantenido "la tradición" de otras firmas y ha admitido que esto le ha pillado "un poco en fuera de juego.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento