Lily Allen
Lilly Allen, bien preparada para el invierno (KORPA). KORPA

Lily Allen, como siempre extravagante, polémica y divertida, hizo unas declaraciones este pasado martes en un programa de radio londinense, en el que confesó que, en una de sus borracheras, había comprado nada menos que una isla, cuenta la web I'm Not Obsessed .

Allen no es la primera celebridad en adquirir una isla para su disfrute particular

La cantante británica se presentó en los estudios de Radio 1 con su guardaespaldas para ofrecer una entrevista sobre su nuevo disco, It's not Me It's You, y en un momento dado, Allen reconoció que en una ocasión, mientras se hallaba en Jamaica, bebió más de la cuenta y como consecuencia, adquirió una isla de la zona:

“¡Compré una isla! Está en Jamaica, pero no te voy a decir cómo se va ni dónde está exactamente. Estoy muy contenta con la compra, la mejor que he hecho estando bebida…”

La joven cantante no es la primera famosa en adquirir una isla como propiedad exclusiva, aunque sí una de las más jóvenes en hacerlo. La cantante colombiana Shakira compró una isla en Las Bahamas, y también lo hicieron Angelina Jolie y Brad Pitt, que pagaron una elevada suma por un archipiélago artificial en las costas de Dubai.