Qué es el Impuesto de Sociedades y quién tiene que pagarlo

Agencia Tributaria
Agencia Tributaria

El Impuesto sobre Sociedades es un tributo de carácter directo y naturaleza personal que recae sobre los beneficios obtenidos mediante las sociedades y otras entidades jurídicas o personas no jurídicas que se consideren sujeto pasivo. 

Que tenga un carácter directo significa que grava la la renta según la capacidad económica del sujeto. Por su parte, que sea de naturaleza personal quiere decir que este impuesto tiene en cuenta las circunstancias de cada persona a la hora de determinar la cuantía que cada uno está obligado a pagar mediante este impuesto.  

Además, el Impuesto sobre Sociedades se sitúa como un complemento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) dentro del sistema tributario sobre la renta.

Esto hace referencia a la idea de que el IRPF grava la renta obtenida por personas físicas y, por tanto, el Impuesto de Sociedades es un tributo complementario, ya que grava la renta cuando la obtiene una persona jurídica (sociedad, asociación, fundación...) o un ente sin personalidad jurídica que se considere sujeto pasivo (fondo de inversión, fondo de pensiones...).

De hecho, el Impuesto de Sociedades se paga del mismo modo que el IRPF, ya que se va pagando mensualmente mediante las nóminas y, al terminar el periodo, se regulariza el pago mediante la declaración de la renta.

Este tributo se aplica en todo el territorio español y, como se ha explicado, y se paga mediante un porcentaje aplicado sobre los beneficios de una empresa, es decir, sobre el resultado de restar los ingresos menos los gastos que tiene dicha sociedad. 

La cantidad a pagar se rige por las mismas normas en todo el territorio español, aunque el porcentaje que se aplique será menor o mayor dependiendo de las características de cada sociedad. 

El tipo general es el 25%, aunque hay algunas excepciones, según la web oficial de la Agencia Tributaria. A las entidades de nueva creación que realicen actividades económicas, en el primer período impositivo se les aplicará un 15%. Las cooperativas fiscalmente protegidas tendrán que aplicar un 20% y las entidades sin ánimo de lucro un 10%. Por último, los fondos de inversión y fondos de activos bancarios aplicarán un 1%. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento