Cómo secar la ropa del bebé recién nacido en invierno

Si tienes todo listo, solo tendrás que disfrutar de tu bebé.
Bebé recién nacido. 
Aditya Romansa, Unsplash.

La ropa de bebé es una de las más delicadas tanto a la hora de lavarla como a la hora de secarla correctamente. Así, hay que tener en cuenta las indicaciones que se muestran en la etiqueta, donde se establece si se pueden meter en la lavadora o en la secadora.

Por la delicadeza de las prendas y para evitar que encojan, lo mejor que se puede hacer es lavarlas a mano. Además, este tipo de ropa no acumula apenas suciedad, por lo que se puede garantizar un buen lavado sin necesidad de meterlo a la lavadora. 

Posteriormente, para secarlo, lo mejor es meterlo en la secadora, tal y como recomiendan los pediatras. Esto es debido a que, durante el secado, las prendas pueden acumular agentes contaminantes. El secado mediante la secadora es rápido y eficaz, evitando la acumulación de partículas contaminantes o la creación de humedad.

De este modo, si se usa la secadora, habrá que prestar especial atención al tiempo y al programa para que la ropa no salga encogida. Se puede optar por meter las prendas en la secadora durante unos 15 minutos para secarlas lo máximo posible y, si continúan un poco mojadas, ya se pueden dejar secar en el tendedero. 

Si no se dispone de secadora, lo mejor es tenderlo al aire libre y al sol, de modo que se seque rápidamente. Sin embargo, en invierno esto no es posible, debido a las bajas temperaturas y a las lluvias frecuentes. 

Así, habrá que tenderlo dentro de casa, para lo que es preferible optar por una habitación bien ventilada y donde no se acumule mucha humedad en el ambiente. 

Es aconsejable dejar la ropa de bebé en el lugar más ventilado y no poner a secar allí otras prendas de ropa más grande, ya que eso podría fomentar la acumulación de humedad en el ambiente, haciendo que la ropa se tarde más en secar y pueda acumular malos olores o partículas contaminantes. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento