Radiografía del votante de Joe Biden: minorías, las mujeres, el colectivo LGTBI y la población de las grandes ciudades

Gráfico con las características principales sobre el votante de Biden.
Gráfico con las características principales sobre el votante de Biden.
20minutos

Las elecciones estadounidenses, que se producirán el próximo martes 3 de noviembre, serán seguidas con especial atención por los dirigentes de países de todo el mundo, y esto no es casualidad. El candidato elegido marcará un rumbo para los siguientes cuatro años, en los que previsiblemente se vivirá una dura crisis económica, por lo que las decisiones que se tomen en Estados Unidos en cuanto a política exterior, acuerdos comerciales o gestión de la pandemia influirán a la comunidad internacional y en especial a los países europeos. 

Con un sistema electoral muy complejo y lleno de matices, los encargados de elegir al director de su orquesta nacional, pero también internacional, son un total de 240 millones de ciudadanos estadounidenses. Esta es la población mayor de 18 años que está censada, pero en las elecciones de 2016 tan solo acudieron un 56% de ellos, lo que implica una cifra total de votantes de alrededor de 140 millones. 

En la edición número 59 de estos comicios se espera que aumente la participación, pero en plena segunda ola de la pandemia, se mantienen las incógnitas sobre cómo afectará el Covid-19 a estas elecciones. Por el momento, se han batido récords históricos de voto por correo y voto anticipado. 

Trump y Biden exprimen sus campañas electorales en los estados donde todavía reinan los indecisos, y se mantienen las dudas sobre para qué lado pueden caer. Son conocidos como 'estados bisagra' y un aumento significativo de la participación en estas regiones podría ser determinante. Así lo explica Antoni Gutiérrez, asesor de comunicación y consultor político, a 20Minutos: "Que suba el nivel de personas que acuden a votar en estados donde ya se conoce qué candidato va a ganar no tiene gran influencia. Que lo haga en estados indecisos como Florida, Ohio o Michigan puede ser determinante, y sobre el papel beneficia al voto demócrata".

Gráfico con las características principales sobre el votante de Biden.
Gráfico con las características principales sobre el votante de Biden.
20minutos

Joe Biden: la gran alternativa o la única solución

En las elecciones de 2016 Hilary Clinton logró casi 66 millones de votos, 3 más que Trump, pero sin embargo esto se tradujo en 227 compromisarios demócratas frente 304 republicanos. Ahora, Biden, a sus 77 años, busca recuperar al votante que convenció Obama pero que desencantó Clinton, y para ello tiene un argumento que no tenía su antecesora, la crítica a los 4 años de mandato de Donald Trump y su posición como única alternativa: "Si las elecciones se plantean como un plebiscito sobre Trump, Biden tiene más opciones, y así lo ha manifestado en muchas ocasiones, con frases como; 'si quieren un presidente que no sea él, yo soy la papeleta'", explica Gutiérrez. 

El candidato demócrata es consciente de que una parte de sus votantes lo serán más por demérito del actual presidente que por sus propuestas alternativas, pero aún así debe convencer a su electorado. La elección de Kamala Harris como su vicepresidenta va a ayudar a movilizar el voto de la comunidad negra, el feminista y el de las mujeres, que puede ser decisivo en estos comicios. 

Así, el perfil del votante demócrata es el de una persona generalmente con estudios y que pertenece a "una de las tres grandes coaliciones: la de la diversidad, la urbana y la progresista. Es decir, si perteneces a una minoría, vives en ciudades y tienes una cultura progresista, esta es tu coalición", detalla el asesor. De esta manera, las personas del colectivo LGTBI, la población latina y negra y las mujeres votarán en una amplia mayoría por la candidatura de Joe Biden. 

Cambio climático, sanidad pública y relaciones exteriores, las principales preocupaciones del votante de Biden

Cameron Bumsted es un joven de 25 años que trabaja en una empresa de marketing en la ciudad de Denver, Colorado. Cuenta a 20Minutos que tiene claro su voto por Biden, principalmente porque cree que "el partido demócrata es la mejor opción para lograr un progreso social y económico". A pesar de que le han implantado una reducción de salario debido a la crisis del Covid, asegura que "se siente contento de seguir teniendo un trabajo". 

Sus razones para votar a Biden son diversas. En primer lugar, quiere dejar de ver a Trump como inquilino de La Casa Blanca, y admite que la derrota en 2016 fue dura. Además, le da gran importancia al cambio climático y cree que Biden puede ser capaz de verlo como una oportunidad para crecer económicamente, al contrario que Trump, que ha abandonado el tratado de París. "Es la medida más importante a largo plazo, dejar de invertir en combustibles fósiles para avanzar hacia una economía más verde. El hecho de que mucha gente niegue el cambio climático en Estados Unidos me parece preocupante", asegura.

La crisis del Covid ha resaltado otro de los problemas del país, el de la sanidad. Bumsted cree que la gestión de Trump respecto al proceso de garantizar una sanidad a sus ciudadanos ha sido muy deficiente, y espera que, si Biden gana, retome el camino que tomó su predecesor demócrata con el 'Obamacare'. "En el tema sanitario no pueden estar en desacuerdo Biden y Trump, hay que caminar hacia una sanidad universal, pero lamentablemente eso no está en el ADN de todos los ciudadanos". 

Por último, la política exterior es el tercer gran tema que le preocupa. El presidente republicano ha protagonizado enfrentamientos con China, se ha salido de la Organización Mundial de la Salud y ha vivido tensiones importantes con Irán. Bumsted, como votante de Biden, quiere un cambio radical en este sentido, "porque no me siento orgulloso como estadounidense de ninguna de las decisiones tomadas por Trump en materia exterior". 

Movimiento al centro para ser la candidatura moderada

La polarización de Estados Unidos se ha visto a diferentes niveles. Desde los discursos con tintes racistas de Donald Trump, a las protestas y saqueos por todo el país vividos tras surgir el movimiento 'Black Lives Matters'. Por eso, el partido demócrata y Joe Biden decidieron tratar de aparentar un centrismo político muy alejado de Bernie Sanders, el otro candidato demócrata. 

Para ello, han utilizado un discurso moderado, manteniendo un perfil bajo y con el objetivo de no cometer errores. En un ejercicio por intentar recuperar al votante republicano desencantado, sus intervenciones se han centrado en lograr echar a Trump del poder, un punto donde encuentra a muchos más ciudadanos que cuando pronuncia medidas concretas, como la lucha contra el cambio climático. 

Algunos expertos creen que con esta postura será suficiente, debido a la controversia que genera un personaje de las características de Trump. Por el momento, las encuestas dan ganador a Biden con una diferencia de cerca de 7 puntos, pero todo puede pasar. Las encuestas no son fiables hasta que no se comprueban en las elecciones. Y Clinton en esto puede aconsejar a Biden, porque lo sabe mejor que nadie.  

Por último, si se estrapola a la política española y europea, Biden ocuparía una posición de centro liberal, al estilo de Ciudadanos o de Macron, donde apuestan por una mayor intervención del estado en algunos aspectos, como garantizar el acceso a la sanidad, pero alejado de políticas de izquierdas como las que proponía el otro candidato demócrata, Bernie Sanders.

232
306
Donald Trump Joe Biden
Mostrar comentarios

Códigos Descuento