Valentino
Valentino Garavani en una imagen de archivo. ARCHIVO

El diseñador italiano Valentino, creador de la exclusiva firma de moda que lleva su nombre, deberá pagar al fisco de Italia una multa de 33 millones de euros, impuesta por las autoridades de su país por evasión fiscal.

Valentino confirma la multa, pero asegura que su residencia está en Londres

El modisto, así como su socio Giancarlo Giammetti, multado con 22 millones de euros, son algunos de los famosos  que el fisco italiano incluye dentro de una campaña de investigación a personajes populares de Italia, en la que también figura el cantante Umberto Tozzi.

Según los investigadores fiscales, Valentino y su socio han evadido el pago de varios impuestos a Italia gracias a haber fijado una residencia "ficticia" en Londres.

Desde la capital británica, Valentino y Giammetti han emitido un comunicado en el que confirman la multa y aseguran que su residencia e intereses económicos están ahora en Londres.

"Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti han transferido su residencia y todos sus intereses a Londres. Ya con anterioridad, su posición a ese respecto había sido objeto de verificaciones y había sido juzgada, en cualquier aspecto, legítima y regular", reza la nota.

Dura persecución

Por su parte, Tozzi ha sido multado con 3,4 millones de euros, también por tener fijada su residencia en Montecarlo, y seguir viviendo, según los investigadores, en Italia sin pagar algunos impuestos.

El fisco continúa así su dura persecución a los personajes célebres del país. Tal fue el caso del motociclista Valentino Rossi, quien en 2000 llevó su residencia oficial a Londres y llegó un acuerdo con las autoridades italianas para pagar los impuestos que evadió desde ese año y hasta 2004.

También ocurrió con el piloto de Fórmula Uno Giancarlo Fisichella, el actual seleccionador de fútbol de Inglaterra, Fabio Capello, o la actriz Ornella Muti.

"La maniobra ha relanzado la actividad de control de la administración fiscal sobre las residencias extranjeras ficticias de los contribuyentes. En 2008 han sido recuperados 140 millones de euros", dice un comunicado de la Hacienda de Italia que recoge hoy el diario local La Repubblica.