Cómo conseguir una melena increíble con la técnica japonesa de peinado

Con esta cuatro normas lucirás pelazo.
Con esta cuatro normas lucirás pelazo.
UNSPLASH/Tim Mossholde

Si hay algo que caracteriza a las mujeres asiáticas es el brillo de su piel y de su cabello que las occidentales tanto anhelamos. Por suerte, el mundo de la belleza mira cada vez más hacia oriente, y nos traen las técnicas que ellas utilizan.

Primero fue la doble limpieza coreana, luego la rutina de belleza de 10 pasos o el layering de los sérums lo que nos ha conquistado, así que ¿por qué no adoptar también sus rituales capilares para tener una melena con tanto brillo como las de ellas?

En cuanto a un pelo sano y brillante las japonesas podrían darnos conferencias sobre el tema, puesto que son expertas en la materia. Para conseguirlo, utilizan una técnica de peinado que permite mezclar varios productos de pelo a la vez para personalizar el acabado y conseguir un cabello más bonito.

Según ha explicado Fernando Gómez de la Paz, director de formación Shu Uemura, a Vogue, las japonesas utilizan cuatro técnicas diferentes para estilizar su melena. Estas están basadas en el haigos, nombre con el que los pintores japoneses denominaban a la técnica de mezclar pigmentos en las paletas para conseguir colores únicos. Al igual que los pintores personalizaban sus paletas, nosotros personalizamos nuestro tratamiento capilar.

Primero, el producto más denso

Cuando ya tenemos los productos adecuados que nuestro cabello necesita, pondremos primero en nuestra mano el producto más denso y así sucesivamente con los demás. De esta manera aumentaremos en nivel de fijación y/o la nutrición.

Producto de peinado + aceite de tratamiento

Cuando mezclamos un producto de peinado con un aceite nutritivo potenciamos el nivel de tratamiento y nutrición que aportamos a nuestro cabello a la vez que disminuimos el cast (aspecto acartonado) que los productos de styling suelen dejar. De esta manera el pelo gana mucha más naturalidad y brillo.

Cera de peinado + protector térmico

Otra de las mezclas que podemos utilizar es mezclar la cera con el protector térmico. De esta forma rebajamos el poder de fijación de la cera para no conseguir la textura gruesa que suele dejar y protegemos nuestro cabello del secador o de cualquier otra herramienta de calor.

Aplicar por capas sin mezclar los productos entre sí

En lugar de hacer la mezcla en la mano como en la primera técnica, lo que haremos será ir aplicándolos uno por uno en nuestro cabello en capas, poniendo algunos en mojado y otros en seco. Es decir, las cremas, aceites y sprays en mojado ya que se trabaja mejor, y las lacas y otros productos de acabado en seco para potenciar su efecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento