El Govern devolverá a Barcelona su deuda histórica en educación: solo aportaba 1 de cada 10 euros

  • Educació invertirá 52 millones de euros más hasta 2026 para reformas y obras de mejora en los centros de la ciudad.
  • Entre 2016 y 2019 el Ayuntamiento desembolsó 86 millones de euros, mientras que la Generalitat aportó 12 millones.
La entrada del instituto escuela Trinitat Nova (Barcelona) en obras, en una imagen de archivo.
La entrada del instituto escuela Trinitat Nova (Barcelona) en obras, en una imagen de archivo.
ACN

La Generalitat de Cataluña reconoce el déficit de inversiones en materia educativa en la ciudad de Barcelona y ha anunciado un acuerdo firmado este martes con el Ayuntamiento para revertir los efectos de su falta de ingresos. Hasta el 2026, el Govern aportará 52 millones de euros más, a parte de los 3,5 millones anuales que ha estado invirtiendo hasta ahora en reformas y obras de mejora para los centros educativos de la ciudad.

Lo ha explicado el conseller d’Educació, Josep Bargalló, tras admitir en rueda de prensa que en los últimos años el Ayuntamiento de Barcelona ha asumido hasta el 88% de los costes, mientras que el Govern solamente ha estado aportando el 12%; unos porcentajes que se alejan mucho de los acordados con el Consorcio de Educación, que establece que la Generalitat debería dar el 60% y el consistorio el 40%. Con esta medida, se espera que Educació aporte el 55% del presupuesto y el Ayuntamiento añada el 45%.

El Ayuntamiento aportaba 9 de cada 10 euros

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha celebrado el acuerdo y ha señalado que entre el 2016 y el 2019 la Generalitat ha estado aportando algo menos de 12 millones de euros, mientras que el consistorio ha desembolsado 86 millones en reformas y mejoras para los equipamientos escolares de la ciudad. “9 de cada 10 euros han sido aportados por el Ajuntament”, ha apuntado. Igualmente, han recalcado que el consistorio mantendrá su inversión actual, independientemente del aumento de la Generalitat.

Así mismo, Colau ha afirmado que hace cinco años, cuando llegó al gobierno municipal, “ya estaba empezando el proceso de desinversión por parte de la Generalitat y del anterior mandato de Convergència en la ciudad” en materia educativa, y ve el acuerdo firmado como un “punto de inflexión” para revertir la situación y mejorar los equipamientos escolares de la ciudad para "garantizar el derecho fundamental a la educación". Por su parte, Bargalló ha asegurado que este desajuste no ocurre en el resto de municipios catalanes, donde la Generalitat sí asumiría “la parte que le corresponde”.

El primer proyecto que se beneficiará de la subida presupuestaria es el que pretende recuperar los comedores escolares en los institutos. El director del Consorcio de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, ha explicado que comenzarán con una prueba piloto en "dos o tres centros" de Barcelona y ha valorado el comedor escolar como un “elemento de equidad” para los alumnos. Sobre este asunto, Bargalló ha apuntado que existe la “voluntad” por parte de Educació de recuperar esta posibilidad para los centros de ESO y FP de todo el territorio.

¿Vagones burbuja en el metro?

Sobre la posibilidad de reservar vagones burbuja en el metro para los niños, Bargalló ha comentado que algunos centros barceloneses hacían salidas a Montjuic para “sacar a alumnado del cimiento” y estar más en contacto con la naturaleza. No obstante, con motivo de la pandemia, estas excursiones se han ido perdiendo porque los traslados se hacían con transporte público.

Por ello, el ‘conseller’ ha explicado que, ahora que han podido reabrir las escuelas con sus pertinentes medidas de seguridad, el siguiente paso será “mantener sus actividades, lo que en algunos casos quiere decir trabajar en la naturaleza”. En este sentido, ha apuntado que reservar espacios en el transporte público podría ser una de las soluciones, aunque todavía no se ha hecho ninguna petición oficial para estudiar la medida. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento