Colau: "Pedimos al Govern que concrete lo antes posible medidas que permitan a la restauración aguantar el cierre"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante la rueda de prensa presencial y telemática, en Barcelona, Catalunya, (España), a 18 de septiembre de 2020. Según han anunciado, la capital catalana acogerá en mayo de 2021 un nuevo foro internacional sobre el
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
David Zorrakino - Europa Press

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reclamado este miércoles al Govern después de que haya aprobado nuevas restricciones por la Covid-19, que incluyen el cierre de bares y restaurantes, que concrete "lo antes posible medidas que permitan a la restauración aguantar el golpe". Lo ha hecho tras conocerse que la Generalitat destinará 40 millones de euros a apoyar al sector.

"Pedimos que las ayudas sean rápidas y suficientes", ha dicho Colau, que también ha exigido una rebaja de los "alquileres abusivos" de los locales, que "vienen de una situación de especulación". "La pequeña economía es la que se ve más perjudicada, y la más especulativa y que vive de rentas no ha sido prácticamente tocada", se ha quejado.

"Entendemos que hay que actuar, pero también se tienen que poner las medidas necesarias para acompañar a este sector y que no muera", ha seguido la alcaldesa, que ha exigido que eso "no recaiga en los ayuntamientos", que han hecho lo que les "tocaba y mucho más". En este sentido, ha señalado que el gobierno municipal de Barcelona ha invertido "casi 17.000 millones de euros" en ayudas a la restauración, como la ampliación de terrazas o la reducción de tasas, "sin ningún fondo extraordinario".

Lealtad con la Generalitat

Colau ha afirmado que no se puede "parar la actividad" de Cataluña "porque eso comportaría problemas económicos gravísimos", pero que esta "se tiene que adaptar" y que hay que "hacer caso a lo que dicen los expertos" ante una "velocidad de crecimiento de infectados que debe preocupar a todo el mundo". 

Después de los brotes de julio, ha explicado, se consiguió "estabilizar" la curva de nuevos contagios en la ciudad y la media se situaba entre los 1.400 y los 1.600 nuevos casos semanales. Esta cifra, no obstante, se ha disparado en las últimas dos semanas. Hace 15 días ya eran 1.777 y la semana pasada casi 3.000.

Por ello, ha considerado necesaria una "medida tan drástica" como el cierre de la restauración. "No se trata de estigmatizar al sector, pero la actividad que desarrolla lleva a que la gente se relaje y baje la guardia y se quite la mascarilla y comparta comida y bebida", ha dicho.

También ha mostrado todo su "reconocimiento" a los trabajadores de bares y restaurantes por los "grandes esfuerzos" que están haciendo frente a la crisis de la Covid-19 y ha lamentado que "las relaciones sociales informales" que facilitan sean uno de los "focos principales" de contagio.

Preguntada por las declaraciones del primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni -que ha calificado el plan de cierre de bares y restaurantes de "desproporcionado"-, la alcaldesa ha afirmado que entiende su "empatía" porque es quien interactúa "habitualmente" con los sectores económicos. 

Sin embargo, ha remarcado que como Ayuntamiento la preocupación tiene que ser "sobre todo" la salud, que "es lo primero". Por ello, ha defendido la lealtad institucional del Consistorio con la Generalitat y ha apostado por "evitar polémicas" en una situación de crisis sanitaria. 

Informadores y señales

Colau ha explicado que actualmente Barcelona cuenta con unos 277 informadores para "acompañar" a la ciudadanía a la hora de cumplir las medidas para hacer frente al coronavirus, así como con la Guardia Urbana, que seguirá con su tarea habitual.

También ha informado de que el Consistorio actualizará las señales de parques y otros espacios de la ciudad que cierren a partir de las 20 horas -según marca la nueva resolución aprobada por el Procicat-. No se ha abordado todavía, ha dicho, como afectará la situación en las playas y si se tomará alguna medida específica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento