Unos 12.000 bilbaínos se han visto afectados por una caída de tensión eléctrica registrada esta noche y originada después de que un gato accediera a las instalaciones de la subestación de Larraskitu y disparara un transformador, según han informado fuentes de Iberdrola.

Los técnicos descubrieron que un gato era la causa del apagón
Además,  el incidente también ha afectado a los servicios del metro de la capital vizcaína.  La caída de tensión se ha prolongado durante veintinueve minutos y ya se ha recuperado la corriente en las zonas afectadas. A la subestación se dirigieron técnicos que descubrieron la causa y solucionaron el problema, que afectó a vecinos de Mazarredo, Masustegi y Basurto cuando recuperaron la luz.

Por su parte, el Ayuntamiento de Bilbao ha asegurado  que el incidente no ha generado problemas de tráfico en la capital vizcaína y que los bomberos no se han visto obligados a realizar salida alguna.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO