Silvia Noguera, esposa del propietario del restaurante mazarronero "El Mata" que adquirió en Quesda (Jaén) los cuatro décimos del "Gordo" de la Lotería de Navidad dijo a EFE que fue ella quien tuvo la inspiración para comprar el número porque le había gustado.

La mujer compró un décimo para su marido Diego Martínez, otro para su madre, así como uno para el conserje del Ayuntamiento de Mazarrón que les acompañaba, y relata que también se animó "por el pálpito" ella misma y compró otro décimo.

Silvia trabajaba en la peluquería que regenta en la calle del Pino cuando escuchó el número por la radio y dijo "ese número me suena". Se fue a una sala donde tiene una pequeña televisión y "no podía creerlo", afirmó.

Silvia se fue a una sala donde tiene una pequeña televisión y "no podía creerlo"

Posteriormente, llamó por teléfono a su marido, que veía el sorteo en casa por la televisión y que aún no se había enterado. "Nene, nos ha tocado el gordo" le dijo por teléfono.

Lo primero será "disfrutarlo un poco" decía Silvia, y luego "pagar trampas" decía su marido Diego, ya que tiene que pagar el coche, la hipoteca y tres camiones.

El propietario de la inmobiliaria Aíma e hijo del propietario del restaurante afirmaba que tenía "mas trampas que el dinero que me ha tocado".

Andrés, de 32 años, también se sintió mal cuando se enteró de su suerte mientras que estaba trabajando. "Me entró dolor de tripa", decía mientras que aún no podía creerlo.

Andrés no tiene hipoteca porque no tiene casa. Su primera reacción ha sido "hacer una fiesta".

En cuanto dieron las dos de la tarde el restaurante El Mata era una fiesta hoy en Mazarrón para celebrar este pequeño pellizco del "Gordo", que junto Beniel, donde fueron agraciados 150 décimos de un quinto premio, han sido las únicas localidades donde ha caído algo de la Lotería Nacional en la Región de Murcia.