El Gordo se hizo esperar más que nunca. Hasta el mediodía, allá por el final de la séptima tabla, Vanesa Sánchez y Brandon Cabrera no cantaron ese mágico 32.365 que ha repartido los ansiados tres millones de euros por Torrevieja (Alicante), Soria, Barcelona, Oñati (Guizpuzcoa), Sant Quirze del Vallés (Barcelona), Madrid, Zaragoza, Quesada (Jaén) y Allariz (Orense). Y no fue el único tardón.

El segundo premio también fue bastante perezoso. Hasta pasadas las 11.00 horas no apareció el 78.400, que fue a parar al madrileño barrio de Villaverde íntegramente.

El tercer premio, dotado con 500.000 euros por serie, fue el más madrugador de todos. Sin apenas tiempo para dar el primer sorbo al café, el bombo llevó la suerte a Soria, provincia en la que fue vendida la totalidad de la serie del número 80.076. Concretamente, la Cafetería Gari repartió 97,5 millones de euros entre los vecinos.

Cuartos y quintos premios

El primero de los cuartos premios, el 79294, fue vendido en la administración número 59 de Bilbao, situada en la calle General Eraso. Por su parte, el segundo número agraciado con 200.000 euros a la serie se fue a Madrid. El 49.730 se vendió en el distrito de Arganzuela, en la calle Valencia. 

Los quintos premios (70.593, 36.199, 73.450, 29.127, 30.227, 58616, 81792 y 56430) llevaron una pizca de suerte (50.000 euros en cada serie) hasta Barcelona, Madrid, Sevilla, Palma de Mallorca, Lleida, Astorga (León), Guadalajara, Garrucha (Almería), Torredelcampo (Jaén), Oviedo, Ciudad Real, Salamanca, Málaga...

Historias inolvidables

Como cada 22 de diciembre, el sorteo ha dejado historias para el recuerdo. Una de ellas es la de Marta Franco, una redactora de '20 minutos' que ha pasado de estar trabajando en la redacción de Sevilla a ver cómo a su novio le tocaba el segundo premio... ¡y le pedía matrimonio! 

Otro de los premiados, pero esta vez en Barcelona, Manuel Gastón, se ha acercado feliz y nervioso a la administración con su boleto premiado. Este vecino del barrio del Raval tiene tres hijas y ha asegurado los 300.000 euros que ha ganado los destinará a pagar "la hipoteca y algunas deudas".

En Madrid, una mujer se acercaba llorando a su administración de lotería porque había lavado sin querer un décimo agraciado con 100.000 euros. Logró encontrarlo y lo metió en una bolsa de plástico. Ahora le toca esperar.

El dueño de un bar, la estrella de la jornada

Ricardo Jiménez, dueño de la Cafetería Gari de Soria, no tuvo bastante con repartir el tercer premio entre sus clientes. Estaba claro que este lunes era su día, ya que llevaba también un décimo del Gordo. Mejor, imposible. 

El debut del becario

Con todo esto, a nuestro becario no le ha tocado nada, pero ha vuelto contento a la redacción. Para ser su primera vez, ha visto cómo a un señor no le tocó nada, a una madre orgullosa y a unos niños que le volvieron loco.

Aquí es donde ha tocado la lotería



Ver mapa más grande