La Junta sufragará el 25% del gasto del hotel a los viajeros andaluces que hagan turismo por la comunidad

Interior de una agencia de viajes
Interior de una agencia de viajes
Europa Press - Archivo

Reactivar el turismo autóctono y de proximidad. Es el objetivo que persigue el bono turístico que la Junta va a poner en marcha desde el próximo 1 de octubre y hasta el 31 de mayo de 2021, una herramienta dirigida solo a los andaluces que viajen por la comunidad y a través de la cual el Ejecutivo sufragará una cuarta parte de la factura del hotel.

Son pocos, pero hay algunos requisitos que tendrán que cumplir quienes se quieran beneficiar de esta iniciativa. El nivel de renta no será uno de ellos, ya que el bono está pensado para todos los ciudadanos, afirmó este miércoles el vicepresidente de la Junta y consejero del ramo, Juan Marín, que explicó que sí será necesario estar empadronado en Andalucía y hacer la reserva del hotel a través de una agencia de viajes, que deberá contar, al igual que el establecimiento hotelero escogido, con el sello Andalucía Segura.

La Junta pagará, mediante el bono, el 25% de la factura del hotel a partir de las tres noches de estancia y hasta un máximo de 300 euros. De manera que, por ejemplo, si un usuario reserva cuatro o cinco noches en un establecimiento cuyo coste asciende a 1.200 euros o más, el Gobierno autonómico pagará 300 euros. Este bono podrá utilizarse hasta tres veces por persona en el periodo de vigencia, es decir, hasta finales de mayo del próximo año.

Para obtener el reintegro del 25% del coste del hotel, el viajero debe realizar un trámite "muy fácil" en la agencia de viajes, donde tendrá que cumplimentar "unos pequeños documentos que después del viaje, junto con la factura, tendrá que entregar en cualquier ayuntamiento, en cualquier registro público de Andalucía, y ya directamente la Delegación Territorial" de Turismo "le hará el abono" correspondiente en su cuenta corriente. Marín aclaró que antes de recibir la subvención, la Junta tendrá que "comprobar" que se ha realizado dicho viaje, para lo cual habrá que presentar factura del mismo y el viajero deberá "certificar que es andaluz", es decir, que está empadronado en la región.

La iniciativa se ha puesto en marcha en colaboración con las agencias de viajes, sector con el que la Junta asegura que lleva "un tiempo trabajando en este y en otros proyectos que esperemos que también puedan fructificar en los próximos meses", manifestó Marín. Y se mostró convencido de que con este tipo de medidas se "favorece a las agencias de viajes, a los hoteles, a la restauración, al comercio y al ocio turístico, porque, en definitiva, lo que hacemos es movilizar a todos los ciudadanos que quieran llevar a cabo sus vacaciones", teniendo en cuenta que "cuando vas a algún sitio, vas a consumir".

Igualmente, y para que un mayor número de negocios puedan participar en esta iniciativa, el consejero de Turismo animó a los hoteles y a las agencias de viajes que no cuenten con el sello Andalucía Segura a que realicen los trámites para disponer del mismo, "porque es gratuito, no cuesta absolutamente nada, pero sí se tienen que someter a verificaciones". El vicepresidente, además, defendió que la Junta tiene que "garantizar que enviamos al viajero a un destino que es seguro", con "las máximas garantías de higiene, de seguridad sanitaria para todos los viajeros, y que se cumplen con todos los protocolos que están establecidos".

Nueve millones de inversión

El vicepresidente y consejero de Turismo apuntó que el bono turístico tiene "una disponibilidad presupuestaria importante de aquí a final de año", en concreto, "más de nueve millones de euros de aquí al 31 de diciembre", aunque "si hay que ampliarla, se ampliará, en función de la demanda". 

Y es que, según explicó Marín, "ahora mismo lo primero que queremos ver es la reacción que tienen los andaluces a la hora de utilizar" este recurso, que el consejero invitó a aprovechar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento