Bernard Madoff
Imagen de Bernard Madoff en un vídeo de octubre de 2007 (REUTERS) REUTERS

Bernard Madoff, acusado de uno de los mayores fraudes financieros que se recuerdan en la historia de EE UU, tendrá que permanecer en arresto domiciliario y vigilado mediante un dispositivo electrónico por orden del juez.

Según la orden redactada por el juez Gabriel Gorenstein, la esposa del ex presidente del Nasdaq, Ruth, tendrá que entregar el pasaporte de su marido antes de este jueves por la noche.

Una orden redactada por el juez Gabriel Gorenstein

Gorenstein ha cancelado la audencia que estaba fijada para este miércoles, "a la vista del acuerdo al que han llegado el defensor y el Gobierno sobre los cambios en las condiciones de la fianza".

Con el nuevo acuerdo pactado, Madoff sólo necesitará dos firmas para garantizar la suma de la fianza (diez millones de dólares depositados en el juzgado la semana pasada, pero no avalados) que le permitirá estar libre, aunque bajo arresto domiciliario. Hasta el momento, su mujer y su hermano Peter habían firmado.

El fiscal general de EE UU no investigará a Madoff

Mientras, el fiscal general de Estados Unidos, Michael Mukasey, ha decidido inhibirse de la investigación del caso Madoff por implicaciones familiares, informó The Wall Street Journal en su edición digital.

El Congreso de EE UU también revisará el caso Madoff

Un hijo de Mukasey, según el diario, representa a uno de los ejecutivos de Madoff Investment implicados en la presunta estafa, lo que habría llevado al fiscal a retirarse del caso.

Además, el Congreso investigará el caso Madoff dentro de una amplia reforma de las leyes financieras de EEUU, afirmó el legislador demócrata Paul Kanjorski, que preside el subcomité de Mercado de Capitales de la Cámara de Representantes.