Qué frutas y verduras están de temporada en septiembre

  • Septiembre es un mes muy rico en frutas, pues se mezclan las últimas del verano con las primeras del otoño.
  • Frutas como melón, sandía o melocotón dan sus últimos coletazos, para dar paso a las uvas o el mango. 
El mes de septiembre es el mes la vendimia, época en la que se recoge la uva para elaborar el vino.
El mes de septiembre es el mes la vendimia, época en la que se recoge la uva para elaborar el vino.
Photo Mix / Pixabay

Septiembre es el mes de la vuelta al cole, el fin de las vacaciones, la llegada del otoño… pero también un mes en el que conviven las mejores frutas del verano, que se van despidiendo, con las primeras del otoño. Una exposición de colores y sabores que nos dejan sin excusas para no llenar la nevera hasta arriba de ricas frutas y verduras de temporada, las más sanas y ecológicas al mejor precio.

Frutas

•Ciruela. Que aprovechen los amantes de esta rica fruta porque son las últimas semanas que podremos encontrarlas en el supermercado, al menos de temporada. La última oportunidad, hasta el año que viene, de aprovechar sus propiedades laxantes y su poder depurativo.

•Higo. La temporada del higo es breve, apenas tres meses para beneficiarnos de esta delicada fruta rica flavonoides -sustancias cardioprotectoras-, su ligero efecto laxante y micronutrientes como el hierro, el calcio o el magnesio.

•Mango: Son pocos meses al año los que podemos disfrutar del mango sin tener que importarlo, algo que, hasta hace poco era la única opción para consumirlo, de ahí se elevado precio. Aunque sus enormes propiedades bien lo valen, porque es una de las frutas más rica en betacarotenos, un potente antioxidante protector de las mucosas y la piel, y en vitaminas A y E.

•Manzana. Por suerte, tenemos manzanas todo el año, pero es desde el verano hasta final de año cuando están en su mejor momento. Sus múltiples propiedades la convierten en una de las frutas más sanas y populares: baja en azúcar, digestiva, reguladora intestinal… e incluso afirman que las ácidas contribuyen a que tengamos una boca sana y sin caries.

•Melocotón: Como muchas frutas, el melocotón es rico en vitaminas, concretamente A, C y E. Además, es diurética y tan digestiva que se recomienda en caso de úlceras y dispepsia e indigestión.

•Melón. Una de las frutas más características del verano ya ha empezado su particular desescalada, así que aprovecharemos este mes para disfrutar de una frutas refrescante, ligera, diurética y antiinflamatoria.

•Membrillo: El membrillo no es una fruta muy popular en nuestros días, sobre todo porque para comerla, hay que cocinarla primero, especialmente en forma de mermeladas, tardas o el popular dulce de membrillo. Su temporada es corta, no como sus propiedades, que son extensas, como su bajo contenido en azúcar, su alto contenido en fibra y taninos -que lo convierten en el antidiarreico ideal- y su poder ‘anticolesterol’.

•Nectarina: Otra fruta típica del verano a la que tenemos que ir diciéndole adiós es a la nectarina, una fruta fresca y ligera que nos ayuda a eliminar líquidos, a luchar contra los radicales libres y ligeramente laxante.

•Pera: Suave y ligera, puede que la pera no cuente con unas propiedades espectaculares, pero nos ayudará en muchos aspectos, pues es digestiva -se digiera muy rápido-, diurética y ayuda tanto en el estreñimiento como en la diarrea.

•Plátano: El plátano es una de las pocas frutas que tenemos disponibles de temporada todo el año. Y es una suerte, porque, además de que le gustan a casi todo el mundo, son ideales para deportistas gracias a su alto contenido en magnesio y magnesio para prevenir los calambres, y son muy digestivos.

•Sandía: Al igual que ocurre con el melón, esta fruta que casi sinónimo de verano también está dando sus últimos coletazos. Aunque seguramente no esté tan sabrosa como en julio y agosto, todavía conserva intactas su riqueza en betacarotenos, vitamina C y agua.

•Uva: Septiembre es mes de la vendimia por excelencia, época en la que se recoge esta deliciosa fruta para hacer vino, pero también para que disfrutemos de una de las frutas con más propiedades: diuréticas, favorecen el tránsito intestinal y muy ricas en antioxidantes y una serie de fitonutrientes que las dotan de un gran poder antiinflamatorio, antimicrobiano e incluso antienvejecimiento.

Además de todas estas frutas, también podemos encontrar las primeras granadas, caquis o chirimoyas.

Calendario de frutas y verduras de temporada elaborado por Alimentos de España, que depende del ministerio de agricultura, pesca y alimentación.
Calendario de frutas y verduras de temporada elaborado por Alimentos de España, que depende del ministerio de agricultura, pesca y alimentación.
Alimentos de España

Verduras

•Acelga: Aunque en verano no es la verdura más demandada, pues no puede preparase en ensalada, la acelga está disponible prácticamente todo el año porque se adapta a casi cualquier clima. Es muy Rica en vitamina C, ácido fólico, vitaminas A, E y B y magnesio, las acelgas no ser las verduras más sabrosas, pero sí están llenas de nutrientes beneficiosos. Además, es fuente de calcio y ayuda a evitar la anemia y el estreñimiento.

•Ajo: Aunque lo tenemos todo el año porque se conserva muy bien, el ajo está en su mejor momento en verano, así que aún podemos comer tierno y sabroso uno de los condimentos más famosos de nuestra cocina. Además de dar un toque delicioso a los platos, se le atribuyen infinidad de propiedades, desde reforzar el sistema inmune, hasta capacidad para combatir virus y bacterias pasando por ¡quitar las verrugas!

•Berenjena: La berenjena es una verdura muy ligera que, salvo que la cocinemos frita, es muy adecuada para las dietas de adelgazamiento. Además, contiene potasio, que ayuda a eliminar líquidos; ácido fólico, ideal para embarazadas; y fitonutrientes que ayudan a regular el colesterol y la diabetes.

•Calabacín: Es una de las verduras más presentes durante todo el año, pero en realidad, su temporada natural es ahora, cuando está en su punto perfecto y cuando podemos aprovechar al máximo sus beneficios contra la hipertensión, los problemas digestivos, el estreñimiento o la retención de líquidos.

•Calabaza. La humilde calabaza podría, perfectamente, ser considerada un superalimento, pues además de versátil y deliciosa, contiene una enorme cantidad de vitaminas y antioxidantes, como los betacarotenos. Además, ayuda a combatir el estreñimiento y a los aparatos urinarios, cardiovascular.

•Cebolla: La omnipresente y humilde cebolla, que puede cocinarse casi de cualquier manera, tiene, además de dar un sabor exquisito a nuestros platos, muchas propiedades, entre ellas, cardiosaludable, prebiótica, diurética, digestiva… pero se ha de tener cuidado si se padece de reflujo o acidez.

•Endibia: La endibia es una de las verduras que reaparece con la vuelta al cole, y con ella su característico sabor amargo, que delata su intibina, que le confiere propiedades protectoras para el hígado.

•Espinacas: A lo mejor no nos poden tan fuerte como a Popeye, pero sí tenemos otras razones para incluirlas en nuestra lista de la compra, como su gran cantidad de vitaminas -para no perderlas mejor cocinar poco-, ácido fólico y hierro, que ayudan a combatir la anemia.

•Judía verde: Como plato en sí o como acompañante, la judía verde no debería faltar en nuestro menú semanal por varios motivos: posee gran cantidad de vitaminas como la C y del grupo B -como el ácido fólico- y ayuda a prevenir el colesterol y la diabetes gracias a su gran cantidad de fibra soluble.

•Lechuga: Imprescindible en cualquier ensalada, la humilde lechuga es una verdura muy rica en minerales, como el potasio y el calcio-, es depurativa, digestiva y ayuda a la función hepática.

•Pepino: Rico en potasio y pobre en sodio, además de con un alto contenido en agua, el pepino tiene propiedades diuréticas. Además, contiene esteroles, que ayudan a regular el colesterol, y son muy digestivos.

•Pimiento: Es una de las verduras más rica en vitamina C y en antioxidantes. Especialmente los carotenos, que cuidan de la piel y las mucosas. También son digestivos -si los comemos moderadamente, sin freír y no picantes- y contribuye a controlar las tasas de colesterol y de azúcar en sangre.

•Puerro: El puerro se reincorpora a la liga de las verduras de temporada y lo hace, como cada año, por la puerta grande, repleta de vitaminas -especialmente la C, y con propiedades beneficiosas para el aparato respiratorio, circulatorio y cardiovascular.

•Remolacha: La morada, la que no es azucarera, posee muchísimos nutrientes y propiedades, como vitaminas del grupo B, ácido fólico, fósforo, hierro y yodo. Además, ayuda en problemas de circulación y protege contra la hipertensión y las cataratas.

•Tomate: Una de las mejores cosas descubrir América fue, sin duda, que el tomate se adentró en nuestra cocina y se quedó para siempre. Y es que, hay pocos alimentos con tantas propiedades, tan versátiles y que gusten a tanta gente. Es bajo en calorías, muy rico en fibra, agua, varias vitaminas y minerales como potasio, fósforo o magnesio y en licopeno, un famoso y potente antioxidante que se concentra más en el tomate frito que en el crudo.

•Zanahoria: Su intenso color naranja delata que una de las hortalizas más rica en betacarotenos, antioxidantes que favorecen el buen funcionamiento de la vista, la piel y las mucosas. Además, su sabor dulce y suave la convierte en una de las favoritas de los niños. Además, es digestiva y ayuda en caso de diarrea. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento