Millones de peregrinos musulmanes se preparan para apedrear al diablo

  • Llega la parte más peligrosa del peregrinaje a La Meca.
  • Una estampida mató a 360 peregrinos hace dos años.
El Eid Al-Adha marca el final de la peregrinación a la Meca (EFE).
El Eid Al-Adha marca el final de la peregrinación a la Meca (EFE).
EFE
Más de dos millones de musulmanes se han dirigido a
Muzdalifa para arrojar piedras al diablo en la parte más peligrosa del
peregrinaje del hach. Un mar de fieles, algunos a pie, otros en vehículos, avanzaron desde la
planicie de Arafat a través de un paso desértico iluminado por el fuego de antorchas.

En Muzdalifa, justo a las afueras de La Meca, los peregrinos recogieron pequeñas piedras para arrojar contra las grandes murallas junto al puente Jamarat, simbolizando el rechazo a la tentación.

Ninguna otra religión puede reunir esta cantidad de personas para cualquier acontecimiento
"Estoy muy orgulloso de ser un musulmán hoy. Ninguna otra religión puede reunir esta cantidad de personas para cualquier acontecimiento", dijo Zahi Khan, un paquistaní de 58 años.

Los peregrinos han visitado el puente, así como la Gran Mezquita en La Meca. El lunes se inició Eid al-Adha, donde se conmemora la voluntad del patriarca bíblico Abraham de sacrificar su hijo a Dios.

Esta peregrinación ha sido escenario de varias estampidas mortales. En enero de 2006, 362 personas fueron aplastadas perdiendo la vida allí, en la peor tragedia ocurrida en el hach desde 1990.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento