Azpeitia despide a Ignacio Uría, la última víctima de ETA

  • Miles de personas abarrotan la iglesia donde se oficia el funeral.
  • Entre ellos se encuentran familiares, amigos, autoridades y vecinos.
  • Asisten la viuda e hijas de Isaías Carrasco, el ex edil del PSOE asesinado.
Más vídeos de España en 20minutos.tvname="allowFullScreen" value="true">Más vídeos de España en 20minutos.tv

Miles de vecinos de Azpeitia, empresarios, trabajadores y representantes políticos han repudiado a ETA en la manifestación que ha recorrido esta localidad guipuzcoana tras el funeral oficiado en la iglesia parroquial, donde han dado su último adiós el empresario asesinado por ETA el pasado miércoles en esta población guipuzcoana.

El silencio se ha apoderado de este municipio, cuna de San Ignacio de Loyola, cuya basílica se encuentra a poca distancia del lugar donde el pasado miércoles cayó abatido a tiros el empresario. Tanto en el exterior del templo, donde cientos de personas siguieron por megafonía la homilía del obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, como a lo largo de la manifestación, que ha hecho un largo recorrido por el municipio, han sobrado las palabras.

La viuda, Manoli Aramendi, sus hijos y las decenas de familiares que integran su extensa familia han estado arropados durante las tres jornadas de luto por la incesante visita al velatorio de cientos de vecinos, amigos y personas relacionadas con la empresa Altuna y Uría que dirigía el fallecido, y a la que también viajaron ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Una familia abatida

Esta tarde, la viuda ha entrado al templo visiblemente abatida y, al término del oficio religioso, ha acompañado al féretro hasta el cementerio, donde ha tenido lugar el entierro en la intimidad. El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, ha destacado en su homilía que Ignacio Uría fue "abatido como una pieza de caza", "tiroteado como un criminal".

El prelado también se ha referido al trazado ferroviario de alta velocidad en el que trabajaba la empresa de Ignacio Uría y ha denunciado que se pretenda neutralizar "por la fuerza" y con derramamiento de "sangre" un proyecto que está "avalado democráticamente".

"¿Es éste el camino para la liberación que ETA promete? ¿Qué liberación?", se ha preguntado Uriarte, quien ha dicho que la familia Uría tiene "todo el derecho y la necesidad de contar en estos momentos con el apoyo neto de la sociedad y con la defensa eficaz" de su vida y sus bienes, al igual que los "trabajadores y las empresas amenazadas" tienen derecho "a que se garantice" su seguridad y su trabajo.

Al término del funeral, los ciudadanos que llenaban el exterior de la iglesia han prorrumpido en aplausos y se han dirigido hacia una plaza contigua, donde ha dado comienzo la manifestación. Una pancarta con el lema "ETA Kanpora" (ETA fuera), portada por dos hermanos del fallecido, una de sus hijas, el ex alcalde de Azpeitia Julián Eizmendi (PNV) y todos los ediles del municipio salvo de ANV, encabezaba la marcha.

Presencia de autoridades

Entre las autoridades que asisten a las honras fúnebres se encuentran el lehendakari, Juan José Ibarretxe, la consejera vasca de Transportes, Nuria López de Guereñu, el ex lehendakari José Antonio Ardanza y el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, todos ellos del PNV.

Al funeral también asisten políticos como los socialistas Leire Pajín y Patxi López; los miembros del PP Soraya Sáez de Santamaría y Antonio Basagoiti; el dirigente de EA Rafael Larreina; el líder de EB Javier Madrazo, y el de Aralar, Patxi Zabaleta. También hay representantes empresariales vascos como Miguel Lazpiur y Eduardo Zubiaurre, el ex presidente del PNV Josu Jon Imaz, así como la viuda y una de las dos hijas del ex edil socialista de Arrasate (Guipúzcoa) asesinado por ETA este mismo año, Isaías Carrasco.

Más vídeos de España en 20minutos.tv

Mostrar comentarios

Códigos Descuento