Tamara Gorro, más que ilusionada con su nuevo proyecto de ser actriz

Menudas están siendo estas primeras semanas de 2020 para Tamara Gorro, que está realizando más visitas al hospital de las que le gustaría. Porque en esta ocasión no ha sido por su marido, sino por Antonio, su hijo, que ha sido ingresado de urgencia. La propia influencer ha informado de ello en sus stories de Instagram, visiblemente afectada y abatida anímicamente. Está siendo una de las etapas más difíciles de su vida, ya que su esposo, el futbolista Ezequiel Garay, tuvo que someterse a una operación a primeros de mes que le mantendrá alejado de los terrenos de juego una larga temporada.
La 'influencer' Tamara Gorro.
JORGE PARÍS

Quizá al dar a conocer sus estudios dentro y fuera de la televisión y enseñar su nueva oficina en Madrid (puesto que ya han abandonado para siempre Valencia, ciudad de la que se despidieron recientemente ella y su marido, Ezequiel Garay), Tamara Gorro estaba dando alguna pista.

Lo cierto es que la influencer (tiene más de 1.750.000 seguidores en Instagram) no deja de sorprender a sus followers con el contenido que está subiendo en los últimos días. Sobre todo porque de repente regresa a Madrid dejando de lado de forma inesperada sus vacaciones en Ibiza y no da explicación alguna.

Hasta ahora. La tertuliana y modelo segoviana le ha contado a su "familia virtual" cuál era ese motivo tan importante que le hace perder a una sus días de asueto. Y no, no era nada médico, ni un embarazo o adopción (opciones que encantaba a sus fans) ni por motivos futbolísticos de su marido.

Tamara Gorro se pone a estudiar. Sí, la bloguera ha decidido que es el momento de aprender arte dramático, una ilusión que siempre ha tenido pendiente y ha ido postergando y postergando. "Siempre me ha apasionado. Llevo mirándolo muchísimo tiempo, y nunca es tarde", ha admitido.

No son los primeros estudios que realiza Gorro, quien ya ha demostrado sus buenas dotes tanto en televisión como en peluquería, donde incluso ha llegado a enseñar en alguna ocasión sus diplomas, que obtuvo en maquillaje y en extensiones.

Sin embargo, esta nueva aventura que empieza en su vida no durará los cuatro años que en teoría forman la carrera, dado que no puede comprometerse a estar tanto tiempo en Madrid sin conocer el futuro equipo (y ciudad) de su esposo, el defensa Ezequiel Garay.

Es por ello que lo principia la influencer estos días es un seminario y, por la imposibilidad de atrasarlo, se han visto obligados a cortar sus vacaciones. En el vídeo incide en que su idea no es llegar a ser la protagonista de la próxima serie de éxito, sino que únicamente tiene "ganas de aprender y luchar por lo que a una le gusta".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento