Unas 2.000 personas se han manifestado este sábado en Barcelona contra la crisis económica y en contra de elevar la jornada laboral a 65 horas.

La manifestación se ha saldado sin incidentes

La manifestación ha servido para protestar contra la directiva europea que pretende elevar la jornada laboral a 65 horas semanales y se ha convocado bajo el lema ´Que su crisis la paguen ellos. No a las 65 horas´.

La marcha se ha iniciado a media tarde en Plaza Universidad y ha finalizado en Plaza Sant Jaume y en ella también han participado estudiantes que se oponen al Plan Bolonia.

Según han señalado fuentes de la Guardia Urbana, la manifestación se ha saldado sin incidentes, salvo algunas pintadas que se han hecho durante el recorrido.