Cerrado al tráfico el puente de Joaquín Costa en Madrid por daños estructurales que obligan a su demolición

  • Almeida pide "paciencia" a los madrileños porque la obra es "compleja" y "durará mucho tiempo".
En el atentado murieron siete personas (6 militares y un civil) y otras 36 resultaron heridas. En la imagen, la calle Joaquín Costa hoy en día.
Zona del puente de Joaquín Costa.
GOOGLE MAPS

El Ayuntamiento de Madrid cortó este sábado al tráfico el puente que une las calles de Joaquín Costa y Francisco Silvela sobre la glorieta de López de Hoyos y Príncipe de Vergara y desemboca en la A-2, al detectarse importantes daños en su estructura que obligan a su demolición.

Según explicó el Consistorio, el pasado mes de febrero, en el marco de una inspección rutinaria, se pudieron comprobar unas fisuras longitudinales en el puente. Entonces, mientras se estudiaban sus causas, se cortó un carril por sentido para reducir la carga de vehículos.

Ahora, las conclusiones del estudio, que acaban de ser recibidas por el Ayuntamiento, han determinado que la estructura ha llegado al límite de su vida útil y se recomienda su demolición y, con carácter inmediato, el cierre total al tráfico, tanto sobre el puente como por debajo. Por tanto, se procederá a la tramitación del correspondiente expediente de emergencia con objeto de desmontar y demoler la estructura de forma inmediata.

Antes, un estudio técnico del procedimiento concretará el plazo y el coste de la actuación, pero el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, que acudió este sábado a un acto conmemorativo por el décimo aniversario del Mundial de fútbol que ganó España, ya pidió a los madrileños "paciencia" por las dificultades que se generarán “durante mucho tiempo”. Según explicó, la obra de demolición, imprescindible ante el “riesgo real de que el puente de Silvela se pudiera caer”, es “muy compleja desde el punto de vista técnico” y “va a llevar un cierto tiempo”.

Cambios para redirigir el tráfico

Almeida aseguró, no obstante, que ya se han hecho "todos los estudios de movilidad para tratar de paliar las afecciones inevitables que se van a producir". Algunos cambios que detalló el Ayuntamiento en su nota de prensa son que se permitirán escalonadamente un giro a la izquierda desde la calle María de Molina hacia Príncipe de Vergara para los autobuses y otro para todos los vehículos también a izquierda desde Príncipe de Vergara hacia María de Molina, así como un incremento de la acumulación del giro del lateral de la calle Francisco Silvela hacia María de Molina.

Además del cierre total al tráfico tanto sobre el puente como por debajo, se van a eliminar las 36 plazas de estacionamiento situadas bajo el puente, más todas las reservas existentes en la glorieta de López de Hoyos. Se habilitarán, en compensación, bandas de estacionamiento en Príncipe de Vergara en los últimos tramos donde se corta la calle, al igual que en López de Hoyos, donde se prepararán reservas para vehículos y motos.

El puente, comunicó el Consistorio, data del año 1969, consta de 360 metros de longitud y está formado por 11 vanos continuos sin juntas de 33,8 metros de luz los intermedios y de 27,6 metros los extremos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento