El aviso a los jóvenes de Marc, un chico sano al que el coronavirus le ha dejado graves secuelas: "Esto no es una broma"

Tras tres meses ingresado por coronavirus, Marc afronta a sus 34 años una nueva vida en silla de ruedas, reaprendiendo a hablar y teniendo que escuchar que la covid no es un peligro para los jóvenes. "Sed conscientes no es una broma, covid, protegeos", avisa a los jóvenes. No tenía ninguna patología previa cuando el virus llegó a su vida, fue al hospital con síntomas leves pero la enfermedad se complicó y sufrió un tromboembolismo pulmonar y dos paros cardiacos. Consiguió no perder la vida tras dos paros cardiacos, pero ahora le queda un largo y difícil camino por recorrer. Marc sólo quiere gritar a los cuatro vientos una cosa: "no es una cosa de mayores, también de jóvenes", para que su pesadilla sirvan como ejemplo al resto de jóvenes que se sienten
Tras tres meses ingresado por coronavirus, Marc afronta a sus 34 años una nueva vida en silla de ruedas, reaprendiendo a hablar y teniendo que escuchar que la covid no es un peligro para los jóvenes. "Sed conscientes no es una broma, covid, protegeos", avisa a los jóvenes.No tenía ninguna patología previa cuando el virus llegó a su vida, fue al hospital con síntomas leves pero la enfermedad se complicó y sufrió un tromboembolismo pulmonar y dos paros cardiacos.Consiguió no perder la vida tras dos paros cardiacos, pero ahora le queda un largo y difícil camino por recorrer. Marc sólo quiere gritar a los cuatro vientos una cosa: "no es una cosa de mayores, también de jóvenes", para que su pesadilla sirvan como ejemplo al resto de jóvenes que se sienten
Marc es un joven de 34 que quiere concienciar a los jóvenes de que el coronavirus también les afecta

Marc, un joven de 34 años de Sabadell, acaba de salir del hospital tras pasar 90 días ingresado debido al coronavirus. Además, no lo ha hecho como muchos otros pacientes. En esta ocasión, Marc ha tenido que salir en silla de ruedas y con cierta dificultad en el habla.

En un vídeo hecho desde el sofá de su casa, Marc explica: "He estado 90 días ingresado, pero estoy bien". Aunque el mensaje que quiere lanzar es otro: que la juventud no se confíe ante este virus.

Los primeros síntomas que manifestó fueron fiebre y diarrea. Dio positivo en la prueba del Covid, pero regresó a su casa. Aunque no tenía ninguna patología previa, la enfermedad empeoró derivando en una neumonía que le provocó "un tromboembolismo pulmonar y dos paros cardíacos", en palabras del propio Marc.

Tras este largo tiempo en el hospital, Marc se dirige a los más jóvenes: "Sed conscientes no es una broma, covid, protegeos". "No es una cosa de mayores", insiste.

Ha logrado salvar la vida, aunque aún le queda bastante camino. Según uno de los médicos que le atendió, "se puede tardar un año en recuperar o incluso tener algún déficit motor o neurológico a largo plazo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento