Enrique Fayos cree que limitar el aforo de teatros "no tiene sentido" y genera "miedo e inseguridad"

El empresario cultural Enrique Fayos ha reclamado este lunes la modificación del decreto del Consell sobre medidas de prevención frente a la Covid-19 que establece un aforo del 75% en las salas de teatro, igual que en el resto de recintos culturales interiores, porque esa limitación "no tiene sentido" y contribuye a generar "miedo e inseguridad" entre los espectadores, creando "una barrera inasumible" en un momento como el actual.
Enrique Fayos en su comparecencia en Les Corts
Enrique Fayos en su comparecencia en Les Corts
INMA CABALLER/CORTS VALENCIANES

"Las personas son lo primero y la prudencia y la responsabilidad están por encima de todo", ha admitido, pero poner ese límite a los teatros debería ser más una recomendación o sugerencia y no una obligación para dar sensación de seguridad, ha señalado en su comparecencia en la Comisión para la construcción económica, social y sanitaria de la Comunitat Valenciana que se celebra en Les Corts.

En ella ha preguntado por qué se limita el aforo de estas salas cuando se puede viajar en metro o tren "sin limitaciones" y ha destacado que en el caso del teatro "se está callado, viendo la obra, sin casi moverse, hay butacas preasignadas y se tiene toda la información de los espectadores".

Ha señalado que la recuperación de la actividad previa a la crisis de Covid-19, consiguiendo la confianza del público de nuevo, será muy difícil en las artes escénicas y le preocupa el "factor miedo", amplificado por esa limitación de aforo "contraproducente para generar actividad".

En su intervención, Fayos ha recordado que el sector cultural "es un motor económico" aunque en ocasiones no sea considerado como tal y ha expuesto las dificultades que ha atravesado en este tiempo de pandemia con el cierre de salas y un futuro "desalentador".

Ante la ausencia de ingresos, las empresas del sector han tenido que seguir haciendo frente a gastos estructurales, lo que ha generado una situación "insostenible", ha dicho, por lo que ha apelado a la sensibilidad de las administraciones con las artes escénicas, un sector "frágil" porque necesita de una oferta para generar demanda.

Ha destacado el aumento de ayudas por parte de la Conselleria de Cultura, pero al mismo tiempo ha mostrado su preocupación por la "letra pequeña" y el "café para todos" que no se apoye "a estructuras de empresas que ha costado muchos años crear y pueden caer como fichas de dominó".

Aunque él siempre ha sido partidario de que el teatro privado no necesita subvenciones, sino espectadores, ha señalado que ante la falta de actividad por las limitaciones del confinamiento y la falta de consumo deben articularse esas ayudas porque de lo contrario "el sector de las artes escénicas puede desaparecer".

Entre las propuestas que ha presentado a los grupos están que la administración se comprometa a ejecutar íntegramente el presupuesto para artes escénicas de 2020 y agilizar las ayudas, ya que 2021 "se augura quizá peor" que este año; la convocatoria urgente de ayudas excepcionales para compensar la falta de ingresos; una ambiciosa campaña de comunicación para fomentar la vuelta al teatro; unir turismo y cultura; colaborar en las medidas sanitarias ante la apertura de salas o certificar los 'espacios seguros'; campañas de entradas para colectivos como escolares, jóvenes o mayores o la colaboración público-privada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento