Acampada del Pocero
Un grupo de jóvenes esperando la cola para los pisos del 'Pocero bueno' (EFE).

Las más de 2.500 personas que acampan en Fuenlabrada para poder optar el sábado a un piso barato de los 2.100 que pondrá a la venta José Moreno, más conocido como el Pocero bueno o el Robin Hood del ladrillo han creado en esta semana de espera a la intemperie unos vínculos tan fuertes que "esto es mejor que estar en Gran Hermano", según cuenta a 20 minutos.es Roberto Nieto, uno de los aspirantes.

Los mayores están por la mañana y los jóvenes nos quedamos por la noche"

La organización es tal que "los mayores están por la mañana y los jóvenes nos quedamos por la noche".

Consigan o no su ansiado piso, "una cosa está clara y es que aquí ya nos hemos hecho amigos y cuando el sábado acabe todo con el sorteo echaremos de menos todas las vivencias que estamos experimentando aquí", cuenta con nostalgia Roberto.

Y es que no les falta de nada: "Tenemos consolas y lo pasamos estupendamente".