Insólita plaga de medusas este invierno por agua más caliente y menos depredadores

  • Los biólogos del Cepesma, alarmados por el aumento de estos seres.
  • Hay más causas para que lleguen: las corrientes, agua contaminada...
  • Los expertos aseguran que serán más frecuentes de ahora en adelante.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIJÓN
Algunas medusas recogidas por un usuario del Puerto.
Algunas medusas recogidas por un usuario del Puerto.
MERCEDES MENÉNDEZ
Unas extensas manchas rojizas tiñeron la costa de Gijón este pasado fin de semana. Y es que una
plaga de miles de medusas llegaron al litoral gijonés por primera vez
en invierno. Eran poco frecuentes en verano, pero en invierno son insólitas.

Si nunca antes había medusas, ¿Por qué han llegado ahora? Son un conjunto de causas, según Luis Laria, director de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma): «Por un lado un aumento global de la temperatura del mar, una mayor acumulación de nutrientes, una creciente degradación de las aguas y la pérdida de varios depredadores naturales, como atunes, tiburones y tortugas», dice.

En Andalucía -donde las medusas han aumentado un 200% en 4 años- hay un proyecto para aprovecharlas como abono y cosméticos.

"Quemaduras y erupciones"

Los ejemplares de medusa llegados este fin de semana a la costa gijonesa, del tipo umbrella, son poco peligrosos porque «sus arpones no se incrustan en la piel y su veneno es poco tóxico», según Luis Laria, director del Cepesma. Aquellos que entren en contacto con sus tentáculos sufrirán pequeñas «erupciones, quemaduras o rozaduras», señala.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIJÓN

Mostrar comentarios

Códigos Descuento