La Comunidad de Madrid articula un plan para paliar los efectos de la Covid-19 en el mercado de trabajo regional

  • La estrategia 'Horizonte Empleo 2021' consta de seis ejes de actuación entre los que destacan autónomos y formación.
El vicepresidente y portavoz, Ignacio Aguado, junto al consejero de Economía, Manuel Giménez, este lunes. Foto. DIEGO SINOVA
El vicepresidente y portavoz, Ignacio Aguado, junto al consejero de Economía, Manuel Giménez, este lunes.
Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid ha presentado este lunes su plan de acción para la reactivación del empleo, que se compone de una treintena de medidas agrupadas en seis ejes de actuación, con actuaciones a corto y medio plazo, y que busca "recuperar todo el empleo perdido por la crisis del coronavirus a lo largo del próximo año".

El vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, y el consejero de Economía, Empleo y Competitividad, Manuel Giménez, han desgranado las medidas de esta iniciativa, denominada 'Horizonte Empleo 2021', que tiene como objetivos intentar contener y desacelerar la destrucción de empleo que está registrando la región y reactivar la creación de puestos de trabajo estables y de calidad en la vuelta a la actividad económica.

Para diseñar estas medidas, el Gobierno regional ha tenido en cuenta distintos estudios, tanto propios como de otras instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco de España, sobre los efectos de la crisis en el mercado laboral. De estos documentos se desprende que la crisis del coronavirus podría haber llegado a afectar a 481.000 puestos de trabajo, la mayoría de ellos vinculados a procesos temporales de regulación de empleo.

El plan quiere conseguir que a finales del primer semestre del próximo año, la tasa de ocupación y el número de trabajadores madrileños afiliados a la Seguridad Social recuperen los valores previos a la emergencia sanitaria.

Uno de los estímulos viene representado por el programa Madrid Emplea, que destinará 32 millones de euros en incentivos para que autónomos, pymes y entidades sin ánimo de lucro de la región contraten tanto a personas despedidas durante el estado de alarma como a aquellas que hayan visto extinguido su contrato de trabajo en este periodo, o que están afectadas por Expedientes de Regulación Temporal de empleo (ERTE) de suspensión de contrato o reducción de jornada por el coronavirus.

Este programa cuenta con seis líneas para cubrir las distintas situaciones, con ayudas que oscilan entre 2.000 y 7.500 euros por cada contratación, y de las que se beneficiarán cerca de 11.000 trabajadores.

Otra de las líneas de actuación pasa por acelerar la convocatoria de ayudas para la financiación del coste salarial de los Centros Especiales de Empleo (CEE), dotada con 50 millones; y del fomento de empleo en municipios rurales, que cuenta con un presupuesto de 11 millones y que va a retomar su tramitación esta misma semana.

Igualmente se prevé la adaptación de la cartera de servicios que ofrecen las oficinas de empleo de la región a las necesidades del actual mercado laboral. Así, se va a impulsar el funcionamiento de oficinas virtuales, tanto para el ciudadano como para el empleador, con una ventanilla única electrónica para acelerar y hacer más transparente el cruce de ofertas y demandas de empleo.

La formación también es otro de los puntales del plan. Se redefinirán las prioridades formativas con la programación de cursos orientados a la adquisición de competencias digitales o a la formación en el sector sociosanitario. También se prevén cursos de menor duración que permitan una rápida incorporación al trabajo y el mayor impulso a la teleformación y a las aulas virtuales.

El plan de acción también recoge distintas medidas para agilizar y simplificar los trámites administrativos y digitalizar el mayor número posible de las gestiones que realiza el Servicio Público de Empleo regional, con el objetivo de reducir tiempos y multiplicar el número de usuarios atendidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento