Javi Cantero: "El Fary caló en la gente por su manera de ser, no fue un artista creado a base de 'marketing"

  • El hijo de El Fary, alejado desde hace años del sonido más comercial, presenta su nuevo tema, 'Entre la luna y la mar'.
Javi Cantero.
Javi Cantero.
BREA RÉCORDS

La voz de El Fary se apagó en 2007. Sin embargo, la de Javi Catero, su hijo, sigue sonando bien alto desde que él mismo descubriera en aquel adolescente que iba para futbolista un gran talento para la música. Entonces, y de eso hace ya 20 años, llegó la archiconocida Cuanto más acelero. Dos décadas después, ese joven, ya padre de familia, vuelve al panorama musical con un cambio de registro que, para los que no lo hayan seguido en este tiempo, les sorprenderá.

¿Qué nos encontramos entre la luna y la mar? Un reggae muy alegre y optimista. Que no habla de todo esto que ha pasado del coronavirus porque a la hora de componer, obviamente, no pensábamos en todo lo que pasaría, pero que, cuando la escuchas, puede asociarse, ya que invita a tener esperanza y a pensar que pronto nos juntaremos entre la luna y la mar para brindar con una cervecita fría o con lo que quiera cada uno.

Vamos, que ni hecho aposta. Sí. Es que escuchas la letra y ciertamente parece un canto de ánimo y de esperanza para estos tiempos que corren.

¿En qué le ha afectado la pandemia? Profesionalmente, a mí y a la mayoría de los compañeros nos ha afectado en cosas como la gira. Yo ya la tenía preparada, pero la pandemia nos la ha fastidiado. Uno está con la ilusión de volver a la carretera y tocar con tu gente y esto nos lo ha chafado. Pero bueno, volveremos con más fuerza que nunca. A nivel personal, tanto mi familia como yo estamos bien. Pero sí te afecta todo lo que ocurre a tu alrededor, sobre todo cuando te enteras de que alguien cercano, algún familiar de un amigo, ha muerto de coronavirus. Es que era impensable que ocurriera esto. 

Los que no le hayan seguido estos años y se encuentren con este registro, ¿cree que se sorprenderán? Sí, yo creo que sí. Muchos se sorprenden de que haga este tipo de música, pero siempre digo lo mismo. No sé si es mejor o peor, pero lo que sí es cierto es que la siento mucho más mía y me siento más cómodo con ella.

¿Cómo recuerda ahora el boom de Cuanto más acelero, siendo apenas un adolescente? Recuerdo que lo viví muy rápido. Fue una época en la que a mí me componían las canciones y yo las intentaba defender lo mejor que podía, más que nada porque yo no tenía el suficiente criterio musical para saber en esos momentos lo que yo quería hacer o por qué camino musical quería tirar. Después, a raíz de juntarme con mi hermano a componer [en su tercer disco de estudio, Pedigrí], empiezas a juntarte con otros músicos, saboreas y aprendes otras músicas y ves lo que te gusta crear y qué esencia musical sientes.

"Muchos se sorprenden de que haga este tipo de música"

Da la sensación de que dejó de lado la música comercial. Sí, pero fue porque empecé a componer, a crear canciones, lo que me salía a mí de dentro según mis vivencias y experiencias en la vida.

¿Le ha pesado ser el hijo de El Fary? ¿Alguna vez ha querido alejarse de esa muletilla? De eso ni he querido ni querré nunca alejarme, porque estoy bien orgulloso de ello. Soy el hijo de El Fary y soy el hijo de mi madre, Concepción Olmedillo. Además, me da mucha alegría cuando la gente me lo recuerda. Musicalmente, solo me centro en hacer la música que quiero, siento y me sale de dentro.

¿Le molesta, si es que le pasa eso, entonces más el 'apellido' de 'el de la moto' [mote que le pusieron a raíz del videoclip de Cuanto más acelero]? [Risas] Sí, también he tenido ese apellido. Es normal, la canción tuvo mucho éxito, pero, si tengo que elegir entre uno de los dos, me quedo con el del hijo de El Fary.

¿Se ve reflejado en él? Tengo inevitablemente cosillas de él, porque hemos convivido mucho. Musicalmente tenemos influencias diferentes, pese a que admirábamos ambos a gente como Rafael Farina o Camarón. Pero yo me he abierto a otros géneros, como el reggae, el blues... Soy muy inquieto y me gusta explorar donde ve que una música me hace sentir. En cuanto a la forma de cantar sí es verdad que tengo cosas de él, dejes o giros, pero sin llegar a cantar como cantaba ese genio. Es imposible.

"No quise publicar mi disco justo después de morir El Fary por si me decían que estaba aprovechando el tirón"

El Fary no tenía filtros, y con los tiempos que corren... Yo creo que él era como era y nunca habría cambiado. Era muy auténtico y precisamente esa manera de ser es lo que caló en la gente, que al final fue quien le aupó hasta donde llegó. El Fary no fue un artista creado a base de marketing, sino que mostró su verdad y su autenticidad y la gente las supo aceptar. Hoy, el público le guarda un recuerdo y un cariño muy bonito.

¿Las letras de sus primeras canciones habrían pasado el filtro de ahora? Sinceramente, no lo sé. Yo no las compuse, así que remito al autor, José Antonio Benítez [risas].

En 2007 tenía previsto sacar un disco que les hacía mucha ilusión a ambos. ¿Por qué se pospuso? El disco ya estaba terminado y él lo pudo disfrutar al completo, a pesar de que estaba ya malito. Pero yo no quería sacarlo justo después de su muerte por si me decían que estaba aprovechando el tirón, así que quise esperar un poco. Además, anímicamente yo estaba mal. Después, lo movimos por varios sitios, pero no se llegó a ningún acuerdo, así que decidió sacarlo por mi cuenta, con nuestra pequeña compañía. 

"Nunca dejé de creer en mí ni perdí la confianza"

¿Fue tan difícil hacerse un hueco en la industria musical a pesar de su bagaje? La cuestión fue que no se llegó a ningún acuerdo, aunque es verdad que se cerraron varias puertas. Yo nunca dejé de creer en mí ni perdí la confianza, aunque es cierto que me daba miedo meterme en algo que desconocía por completo, que es el negocio que está alrededor de la música. 

Hace cuatro años lanzó un disco homenaje a su padre. ¿Qué sentimientos tuvo? Yo ya tenía en mente hace tiempo hacerle un homenaje de la mejor manera que sé, en forma de disco, de música. Lo que pasa es que quería primero mostrar y situar a la gente en el camino musical que había elegido, así que esperé un poco. Luego ya sí que llegó el momento en el que me decidí a hacerle el homenaje en el que, además, conté con grandes colaboraciones que aportaron no un granito de arena sino una montaña.

Hablando de buscar la esencia, ¿podría decir que tiene un estilo definido o no se quiere cerrar puertas? La verdad es que no sé cómo definirlo. Siempre digo que son cositas, vivencias y sentimientos musicales que lleva uno dentro y que a la hora de componer las saco. No me levanto un día y digo "hoy voy a hacer una bulería" o "mañana voy a hacer un funky". Mi estilo musical es lo que llevo dentro, aunque es cierto que sí abarcamos diferentes palos y en mis discos eso se refleja.

¡A ver si nos va a sorprender ahora con un reguetón! [Risas] De momento no me llena mucho, no.

De momento, a mi hijo le encanta la música y, si algún día quiere ser dedicarse a ello, yo estaría encantado"

¿Qué balance hace de casi dos décadas de carrera? Tengo recuerdos muy buenos. Estoy contentísimo con el camino que llevamos. He podido vivir experiencias muy guapas con otros músicos y artistas, uno de ellos Raimundo Amador, un ídolo. Eso siempre se lo agradeceré a la música, igual que otras muchas experiencias.

Javi Cantero, hijo de "El Fary".

javi cantero

  • Cantante
  • 11 de abril de 1983
  • Madrid
Con 37 años, el cantautor madrileño, autor en los 2000 de 'hits' como 'Cuanto más acelero' o 'Me pones a 100', tiene seis discos de estudio en el mercado. Sus primeros pasos en la música fueron a los 16 años, cuando su padre, El Fary, lo escuchó cantando en su habitación y le preparó una encerrona.

¿No le han ofrecido participar en algún talent tipo Tu cara me suena? Fui, pero como invitado. Imité a Peret. Al principio me daba cosa, pero me convencieron y me animé. ¡Pero qué difícil fue! Hoy en día estoy muy contento con haberlo hecho porque viví una experiencia de dos días muy bonita. Además, las críticas fueron muy buenas, la gente me felicitó. Pero lo de concursar ya es otra historia y habría que verlo bien [risas].

Ahora que es padre, ¿actuaría con su hijo de la misma forma que hizo El Fary con usted y le ayudaría a dedicarse a la música si se lo pidiera o es reacio? No sé si actuaría de la misma manera, pero queda mucho para saberlo. De momento, al tío le encanta, ¿eh? Cuando escucha cualquier cosa que le gusta coge su tambor o su ukelele y se lía a porrazos con ellos. De momento, le encanta la música, pero siempre digo que la música es tan mágica y especial que todo aquel que la escucha la disfruta. Si algún día quiere ser dedicarse a ello, estaría encantado con que amara la música.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento