Guantánamo y Obama
Obama planea cerrar cuanto antes la cárcel de Guantánamo. (AGENCIAS). AGENCIAS

El presidente electo de EE UU, Barack Obama, prometió durante su campaña "acabar con la vergüenza y la vulneración de los derechos humanos en Guantánamo" y parece que el cierre de la prisión instalada en la isla de Cuba será uno de sus primeros objetivos, según informan varios medios estadounidenses.

En Guantánamo hay 255 prisioneros

Los asesores de Obama están estudiando diversas opciones sobre qué hacer con los prisioneros considerados sospechosos de terrorismo que se encuentran en la actualidad en Guantánamo. Parece, incluso, que existe la posibilidad de que algunos detenidos sean liberados mientras que otros, "docenas, si no cientos", podrían ser trasladados y juzgados en tribunales penales ordinarios de EE UU.

Un tercer grupo de presos, aquellos inmersos en procesos más delicados en los que existe importante información confidencial, podrían ser trasladados previamente a un nuevo tribunal creado especialmente para tratar casos relacionados con la seguridad nacional.

Política opuesta a Bush

Estas medidas, que aún no son definitivas según han informado fuentes demócratas desde el anonimato, son contrarias por completo a la política seguida en los últimos ocho años por la administración de George W. Bush, que llegó a crear tribunales militares especiales con la única finalidad de procesar a los presos de Guantánamo.  Por su parte, el candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, propuso en su momento trasladar los procesos judiciales a la base militar de Fort Leavenworth, en Kansas.

Cinco ONG internacionales, entre ellas Amnistía Internacional (AI), pidieron este lunes a los gobiernos europeos que "ayuden" a Barack Obama a cerrar Guantánamo y acojan a unos 50 presos, que no pueden volver a sus países por estar amenazados de tortura, del total de 255 que siguen en la cárcel de la base estadounidense situada en Cuba.