PSOE y Cs critican la "urgencia" y "capricho" del alcalde para sacar 'El Pingurucho' de la Plaza Vieja

Los grupos municipales de PSOE y Cs en el Ayuntamiento de Almería han criticado este martes la "urgencia" con la que el equipo de gobierno (PP) ha sacado a licitación el proyecto para el traslado del monumento a los Mártires de la Libertad conocido como 'El Pingurucho' desde la Plaza Vieja al parque Nicolás Salmerón; un "capricho del alcalde", Ramón Fernández-Pacheco (PP), que supone un "despilfarro", según la formación naranja.
El 'Pingurucho' bordeado por una hilera de personas en la Plaza Vieja de Almería
El 'Pingurucho' bordeado por una hilera de personas en la Plaza Vieja de Almería
CS

En una nota, la portavoz socialista, Adriana Valverde, ha calificado de "atropello a la historia" el contrato, que llega tres días después de que el Pleno aprobara en sesión telemática, extraordinaria y urgente con los votos de PP y el concejal no adscrito la modificación del PGOU que permite extraer el anillo inconcluso de ficus que bordea el interior de la plaza y crear así un espacio diáfano, conforme a los planes municipales para remodelar la zona.

"Demuestra la política de ordeno y mando del PP", ha considerado Valverde, quien ha afeado que estas decisiones se hayan adoptado durante el confinamiento y "con el agravante de que los cambios introducidos en el PGOU permitirán realizar modificaciones similares en otros lugares protegidos de la ciudad, a capricho del concejal de turno, sin necesidad ya de pedir permiso a nadie". La edil ya anunció durante la sesión que su grupo estudiaría la posibilidad de invalidar el acuerdo legalmente.

Para Valverde, "se ha hecho todo con una absoluta falta de transparencia, despreciando a los almerienses, su historia y este lugar, que tiene tanto significado para la ciudad". A su juicio, si el equipo de gobierno del PP quería realizar cambios en la plaza "debería haber puesto en marcha un proceso participativo, en el que todo el mundo hubiera podido manifestar su opinión"; una postura que han compartido desde Cs, donde han reclamado en varias ocasiones una consulta ciudadana al respecto.

"Repiten insistentemente que su partido ha sido el más votado, y que llevaban el traslado en su programa, pero todos sabemos que no estamos ante una cuestión ideológica, sino de sensibilidad, y que hay gente de derechas en contra y a favor, y de izquierdas en contra y a favor, al igual que ocurre con el centro liberal", ha indicado el portavoz de Cs, Miguel Cazorla.

El concejal ha encuadrado el contrato en "un capricho absurdo del alcalde", que "conduce a una innecesaria confrontación ciudadana, y que puede llegar a costarnos a todos los almerienses entre 300.000 y 600.000 euros, según distintos expertos consultados". "Ahora no toca esto, sino destinar todos los recursos posibles a paliar los efectos negativos de la covid-19, ya que hay muchas necesidades humanas que atender antes que despilfarrar dinero público arrancando árboles o monumentos", ha opinado Cazorla.

El edil ha incidido en las "dificultades técnicas" que entraña esta actuación que supone desplazar una columna de 288.000 kilos aproximadamente y una cimentación superior a los cuatro metros sin que se produzcan daños.

En el último pleno, Cs votó en contra del traslado del arbolado de la Plaza Vieja junto con PSOE y Unidos Podemos. "El equipo de Gobierno ha desoído hasta 117 alegaciones, incluyendo a colegios profesionales y asociaciones vecinales, lo que no es sino la enésima prueba de la alergia que tienen a la participación ciudadana", ha remarcado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento