El gigoló Helg Sgarbi.
El gigoló Helg Sgarbi. (THE INDEPENDENT)

Helg Sgarbi, que se dio a conocer tras salir a relucir su relación con Susanne Klatten, la mujer más rica de Alemania se queja ahora del asalto a su esfera privada.

Se han mezclado nombres de víctimas y de personas de mi entorno familiar, citados como presuntos cómplices.


"Denuncio el debate público que se ha producido, en que se han mezclado tanto nombres de víctimas como de personas de mi entorno familiar privado, citados como presuntos cómplices", afirmó el supuesto extorsionador de la heredera.

El gigoló suizo, de 43 años, considera que ello puede perjudicarle en el juicio al que previsiblemente se le someterá acusado de extorsión antes de que acabe el año.

El caso del chantaje a la millonaria Klatten saltó a la prensa alemana hace una semana y desde entonces se ha convertido en una especie de culebrón nacional.

Fotos comprometidas

Durante meses, Susanne Klatten, de 46 años y accionista mayoritaria del consorcio BMW, sufrió el chantaje de este individuo, con quien se encontró en lujosos hoteles y balnearios varias veces, hasta que éste empezó a chantajearla con unas fotos comprometidas.

Fue entonces cuando la rica heredera, casada desde hace 18 años y madre de tres hijos, decidió denunciarlo por fraude a pesar de ser consciente de que con ello saltaría a la luz el caso.