La reserva hídrica del Duero se sitúa al 92,6% de su capacidad, once puntos más que hace un año

Los embalses de la cuenca gestionados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) cuentan con una reserva de agua embalsada de 2.665,4 hectómetros cúbicos, lo que representa un 92,6 por ciento de su capacidad total, según el último informe elaborado por el Organismo de cuenca.
Embalse de la Cuerda del Pozo.
Embalse de la Cuerda del Pozo.
CHD. - Archivo

Estos valores suponen once puntos porcentuales más que hace un año (81,6 por ciento) y ocho por encima de la media de la última década (84,8 por ciento), han informado a Europa Press fuentes de la CHD.

En estos momentos, todos los sistemas alcanzan cotas superiores al 90 por ciento, destacando la evolución del Adaja, con el embalse de Castro de Las Cogotas (Ávila) a su máxima capacidad, al 98,5 por ciento, muy por encima de los niveles de hace un año (40,7 por ciento)

Le siguen los embalses de Palencia -Camporredondo, Compuerto, Cervera, La Requejada y Aguilar de Campoo- que se sitúan en conjunto al 95 por ciento de su capacidad total, con 462,6 hectómetros cúbicos de agua almacenada en estas fechas. Un dato similar al del embalse de Cuerda del Pozo, en el sistema Alto Duero, al 93,4 por ciento de su capacidad, frente al 86 por ciento de media de la década.

Los valores actuales de la cuenca se mantienen en la última semana, con los embalses leoneses de Riaño, Barrios de Luna, Porma y Villameca, al 92,8 por ciento de su capacidad total. El volumen global almacenado es de 1.202,2 hectómetros cúbicos, un dato similar al de hace doce meses y cuatro puntos porcentuales por encima de la media de la década.

En Segovia, los embalses de Linares del Arroyo y El Pontón Alto almacenan en conjunto 56,6 hectómetros cúbicos, situándose al 91,5 por ciento de su capacidad total. Una situación similar a la de los sistemas Tormes-Águeda, con los embalses de Santa Teresa, Irueña y Águeda al 90,2 por ciento de su capacidad total, frente al 69,5 por ciento del año anterior.

Los valores actuales en la cuenca superan ampliamente los de hace doce meses, con los embalses de Burgos -Arlanzón y Úzquiza- al 90,1 por ciento en estas fechas.

Aunque los datos son positivos y aseguran el desarrollo normal de la campaña de riego, la CHD sigue insistiendo en la necesidad de realizar un consumo responsable y eficiente de un recurso valioso y escaso como es el agua, para acumular el máximo volumen al final de campaña en todos los sistemas y garantizar la próxima.

Durante el Estado de Alarma, la Confederación mantiene, disponible las 24 horas, personal encargado de las infraestructuras hidráulicas, para asegurar el poder atender un servicio público esencial, como es la satisfacción de la demanda agraria, siempre manteniendo los obligados protocolos de salud y seguridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento