Manuel, el padre de Maores, la joven asesinada el pasado fin de semana presuntamente por otros dos adolescentes, quiere que los culpables de la muerte de su hija pasen "toda la vida en la cárcel". Así lo ha dicho en AR, el programa de Ana Rosa Quintana en Telecinco, donde lo han entrevistado en exclusiva.

"Que paguen lo que han hecho y que se estén toda la vida en la cárcel", ha asegurado. Y ha añadido: "Sólo espero que el juez sea justo y que, dentro de cuatro días, los culpables no salgan a la calle".

Me quedé blanco, pensaba que era una broma, pero no. Tengo un dolor muy grande

Manuel ha explicado que se enteró de la muerte de su hija el día que enterraba a su padre. "Mi hermana llamó a mi ex mujer para explicarle que mi padre había muerto, así se enteró ella y después me lo explicó a mi", ha relatado.

Según ha recordado, su hermana le dijo: "¿Sabes que a tu hija la han matado, la han violado y le han cortado el cuello?". "Me quedé blanco, pensaba que era una broma, pero no. Tengo un dolor muy grande", ha asegurado.

Hacía tiempo que no la veía

Fue entonces cuando Manuel, que desde que se había separado de su ex mujer, hace cuatro años, no veía ni a Maores ni a su otro hijo, se fue directamente al cementerio.

Me arrepiento de no haber visto a mi hija y de no haberle dado todo el cariño

Además, también ha asegurado que ahora se "arrepiente de no haber visto a su hija en este tiempo y no haberle dado todo el cariño".

A pesar de todo, ha puntualizado que si no se reunió con sus hijos durante este tiempo "no fue porque no me dejaran verlos. Fue por las circunstancias".

Manuel ha relatado que trabaja de pastor, que cobra 600 euros al mes y que durante este tiempo ha estado en Palencia y Zamora. "Con mi sueldo, no tenía posibilidad de ir a Barcelona y ni mi hermana ni mi madre me podían acoger", ha dicho.

Hay dos detenidos

El cuerpo de María Dolores, conocida como Maores, fue hallado el pasado fin de semana en un descampado de Ripollet. La menor, que tenía 14 años, tenía la cara desfigurada y le habían cortado la yugular. Un vecino de la zona localizó el cadáver.

Los Mossos detuvieron el domingo pasado, como presuntos autores del crimen, a dos adolescentes , Luis y Sergio, de 14 y 15 años, que ahora permanecen en un centro de menores.

Y, si bien en un primer momento se dijo que la niña también había sido víctima de abusos sexuales, la policía autonómica lo ha descartado.

En su declaración, ambos reconocieron los hechos si bien uno imputó al otro del crimen. "Yo sólo miraba", afirmó.

Según parece, un vídeo en el que Maores salía besándose con Sergio y que la joven colgó en Internet pudo haber sido el detonante del crimen. Los Mossos están investigando ahora los ordenadores de los chavales.