Doce vecinos de Calamocha (Teruel) que fueron fusilados el 14 de septiembre de 1936 serán homenajeados por sus familiares el próximo sábado 8 de noviembre, en el cementerio de Singra , donde se supone que están
enterrados en una fosa común.
El homenaje se produce después de que finalizaran sin éxito los trabajos de excavación

 

El homenaje se produce después de que finalizaran sin éxito los trabajos de excavación llevados a cabo en el cementerio para intentar localizar los restos de estas personas, ha recordado el presidente de la Asociación Pozos de Caudé, Francisco Sánchez.

Sánchez ha explicado que esos trabajos se desarrollaron desde octubre de 2007 por el deseo de los familiares de los doce víctimas, todos ellos hombres, cargos municipales y miembros de UGT y otras fuerzas de izquierdas. Tras el homenaje en el cementerio, el médico forense Manuel Polo ofrecer, a las 18.00 horas, una charla en Calamocha para explicar los trabajos de excavación realizados y después se celebrará una misa en memoria de los fusilados.

Las excavaciones realizadas en el cementerio para buscar los restos de los homenajeados permitieron descubrir una fosa común con restos de 38 cuerpos, todos de soldados que participaron en la guerra, de los que se han tomado muestras de ADN. Los restos serán inhumados en nichos del cementerio de Singra que ha comprado el Gobierno de Aragón.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TERUEL